Gente

Laura Sánchez: “Mi vida no ha cambiado por la diabetes”

A la modelo y actriz le diagnosticaron la enfermedad hace un año, pero la lleva con optimismo

Laura Sánchez
Laura Sánchez FOTO: instagram

Lleva trabajando sobre las pasarelas desde finales de la década de los años 90, y se ha consagrado como una de las modelos españolas más relevantes a nivel nacional e internacional. La onubense Laura Sánchez ha desfilado sobre pasarelas tan importantes como la Fashion Week de París o Milán, y su rostro ha aparecido en las portadas de las revistas más importantes del sector, como «Vogue», «Elle» o «Marie Claire». Sin embargo, y pese a su dilatada trayectoria como maniquí, no fue hasta 2008 cuando su popularidad entre el gran público despegó gracias a su papel en «Los hombres de Paco».

Tras aquel proyecto con el que debutó en la interpretación, Laura Sánchez ha continuado ligada al sector de las artes escénicas, aunque, de un tiempo a esta parte, se encuentra más centrada en su faceta de empresaria. Cuenta con una compañía de organización de eventos y gestiona su propia firma de ropa de baño, y aunque le gustaría volver a actuar, ahora le resulta imposible compaginarlo con su principal fuente de ingresos. «A mí me apetece volver a la ficción, pero yo sigo con mi empresa de organización de eventos y con ‘Bloomers’, mi marca de bikinis. Estos proyectos no son públicos y no se ve el trabajo que hay detrás, pero son muchas horas de oficina, así que es muy difícil que pueda compaginar la grabación de una serie o una película con mi labor como empresaria».

De hecho, esta fue la razón de que la modelo y actriz no volviera a interpretar a la hermana de Paco Miranda en el reciente regreso de la serie que la catapultó a la fama. «No estuve en «Los hombres de Paco» por problemas de agenda. Además, mi hija sigue viviendo en Bilbao, mi empresa está en Sevilla… Son muchos kilómetros para compaginar. Sí cojo algún episódico, algún cameo… Algo que no me quite mucho tiempo porque no me dedico al 100 % a la interpretación».

Así las cosas, se le presenta un verano tranquilo en el que su agenda se presenta algo más despejada tras unos meses de mucho trabajo. Sus planes más inmediatos pasan por tomarse un respiro y pasar tiempo con sus seres queridos: «Estoy ultimando que tengo que grabar dos cositas por Andalucía, pero yo soy de cogerme vacaciones. Estaré entre Huelva y Cádiz porque tengo ganas de vacaciones. Otros años no estoy tan cansada, pero este sí, porque ha sido un año de mucho movimiento, bendito sea. Así, aprovecho para estar con la familia, con los amigos y disfrutar de la playa y la sierra».

Laura Sánchez en la inauguración de ‘Atardeceres Larios’.
Laura Sánchez en la inauguración de ‘Atardeceres Larios’. FOTO: Imagen cedida por Larios

Ya se dejó ver pasándolo en grande hace algunas semanas, en Málaga, en un concierto de Kiko Veneno ofrecido por «Atardeceres Larios», una iniciativa de la conocida marca de ginebra que anima a disfrutar de los pequeños placeres de la vida. «Nos lo pasamos muy bien. Es el segundo año que repito con «Atardeceres Larios», porque además el sitio es espectacular. Yo soy una apasionada de la luz de Andalucía, al atardecer, con música en directo… Una maravilla. Además, ¿quién no está a gusto con una copa de Larios bien fresquita?», cuenta Laura Sánchez.

«Hay enfermedades peores»

El año pasado, la modelo se llevó una desagradable sorpresa cuando su endocrino le diagnosticó diabetes. A pesar del susto inicial, Laura Sánchez asegura ahora que lleva la enfermedad con optimismo y que no se siente limitada en absoluto: «Afronto bien mi diabetes. No he soltado una lágrima, con eso te lo digo todo. Por mi ignorancia, no me esperaba tener esta enfermedad a los 40 años, porque yo me pensaba que esto salía por comer dulces, y yo no como dulces. Pero lo llevo muy bien porque mi vida no ha cambiado nada: sigo saliendo, sigo disfrutando, sigo comiendo de todo. Lo único, que tengo que tener un aparato en el brazo, que me mide la glucosa constantemente, que tengo que llevar un termito con insulina en el brazo y que me tengo que pinchar todos los días, pero ya está. Entiendo que haya gente a la que se le ha hecho un mundo porque hay que llevar un control muy exhaustivo, pero yo nací muy alemana para eso y no me conlleva ningún trauma en mi vida o mi día a día. Hay enfermedades que son mucho peores».

Eso sí, lamenta que los diabéticos suelen sentir un «cansancio mental» constante porque deben vigilar ciertos valores durante las 24 horas del día, aunque agradece lo mucho que se apoyan entre ellos. Laura Sánchez ha recibido muchísimas muestras de apoyo y cariño a través de sus redes sociales, y señala que utiliza estas plataformas digitales para compartir dudas, experiencias o impresiones con otras personas que padecen esta condición: «Tengo mucho contacto con el grupo diabético que hay en el mundo. Para mí, Instagram, ha sido una herramienta que me ha valido para que me den consejos, para yo darlo… La diabetes es una enfermedad muy desconocida en cuanto a tratamiento y alimentación, y las redes me ayudan muchísimo a resolver algunas dudas».

Laura Sánchez está decidida a dar visibilidad a la diabetes, a través de su trabajo como modelo. Es más, cuenta que, durante alguna sesión fotográfica, le han preguntado si quería que eliminaran con retoques informáticos el medidor de insulina que lleva en el brazo, pero ella lo luce con orgullo.