Laura Sánchez habla de la lucha por la custodia de su hija: “Si yo contara lo que he vivido, sería una trilogía de TERROR”

Durante los últimos diez años, la modelo ha mantenido una dura batalla judicial por la custodia de su hija Naia, con el padre de su hija, el jugador de fútbol Aitor Ocio

LAURA SÁNCHEZ, MODELO.
LAURA SÁNCHEZ, MODELO.Luis díazLa Razón

En una entrevista con ¡Hola!, la modelo Laura Sánchez revela la agria batalla judicial que lleva padeciendo por la custodia de su hija Naia, de 15 años, fruto de su relación con Aitor Ocio. La niña vive con su padre en Bilbao, aunque hasta hace dos años el ex matrimonio tenía la custodia compartida, lo que obligaba a la maniquí a residir entre Madrid y Bilbao. “Nos correspondía tres días y medio a cada uno. Nadie necesita saber los detalles exactos, sino que la situación ha sido muy dura. No se debe separar a una madre de una hija, ni tampoco a un padre de una hija”, confiesa Laura, quien además afirma que “si yo contara lo que he vivido, sería una trilogía de terror”, en clara alusión a la docuserie de Rocío Carrasco “Rocío: contar la verdad para seguir viva”.

A sus 40 años, Laura Sánchez convive con una enfermedad diabetes diagnosticada recientemente: «Mi páncreas no llega ni a la mitad de su capacidad y dejará de funcionar en algún momento. Para eso voy con una neverita con la insulina a todas partes». Se enteró de su enfermedad hace tres meses en una revisión ginecológica y relaciona esta dolencia al dolor que ha sufrido en los últimos años por la ausencia diaria de su hija en su vida. “No he vivido su infancia como a mí me hubiera gustado. Cuando todo se relaja, sabía que mi cuerpo iba a decir: ‘‘ahora reacciono yo’’”.

La modelo desvela cómo ha sido la infancia de su hija: «La situación ha sido muy dura. No se debe separar a una madre de una hija, ni tampoco a un padre de una hija. He necesitado ayuda psicológica durante años». Naia nació en 2006 y en 2009 la pareja decidió separarse.

La modelo desvela además cómo ha sido la infancia de su hija: «La situación ha sido muy dura. . He necesitado ayuda psicológica durante años». Naia nació en 2006 y en 2009 la pareja decidió separarse. Desde entonces, los tribunales han marcado la vida de Sánchez y Ocio. «No he vivido su infancia como a mí me hubiera gustado», desvela.