Irene Junquera
Irene Junquera FOTO: cedida

Irene Junquera: “Me falta plantar un árbol y tener un hijo”

La periodista deportiva y presentadora de «El Desmarque», se embarca en el mundo de la literatura y escribe su primer libro

Periodista, presentadora y ahora también, escritora. A sus 36 años, Irene Junquera, que se describe a sí misma como «buena persona, sobre todo, apasionada y muy impaciente», vive uno de sus mejores momentos profesionales ultimando el que será su primer libro, una novela de ficción que verá la luz el próximo año.

¿De dónde le viene su pasión por el deporte?

Siempre he hecho deporte. De pequeña hice muchísima natación porque tuve un problema de espalda y me operaron, y me encanta hacer casi todo tipo de deporte. La pasión por el periodismo deportivo surge porque yo vengo de una casa en la que tenía un padre y dos hermanos mayores a los que les gusta mucho el fútbol, a mi abuela también. Es algo que siempre me ha gustado, es un periodismo divertido. He huido siempre de la política, sucesos... el deporte da a la gente cosas muy buenas y consigue que se evada.

¿Cómo logró hacerse un hueco en un «mundo de hombres»?

Desde que estudiaba y empecé a trabajar, nunca he sentido que tuviera que hacerme un hueco. Realmente creo que lo tengo más presente ahora. Yo escucho cientos de programas en los que solo hay hombres. La gente dice «eso es porque no hay tantas mujeres periodistas deportivas», mentira. Evidentemente la proporción es más masculina, es un hecho, pero hay muchísimas mujeres que no están teniendo la oportunidad. Yo no quiero que a nadie se le de la oportunidad solo por el hecho de ser mujer, hombre o equis, pero si que creo que habría que mirar un poquito más porque hay muchas mujeres. Yo he trabajado lo máximo que he podido, es verdad que te encuentras con episodios desagradables por ser mujer, es algo que existe y el que no lo quiera ver está ciego, pero por parte de mis compañeros nunca he sentido nada de machismo.

¿Cómo ve el deporte femenino?

En general, el tenis, el baloncesto y fútbol son deportes que siempre se han relacionado más con los hombres y poco a poco eso va cambiando. El hito para mí ha sido esta Eurocopa femenina, que la gente ha seguido con pasión. Ya el que dudaba ha visto que un partido de fútbol femenino es igual de divertido que el masculino. Ahora solo falta que, por lo menos en la Liga española, haya un poco más de competitividad —porque todo lo gana el Barça —, y nos lo pasemos todos mejor, pero se está haciendo un gran trabajo.

¿Es muy recelosa de su intimidad?

Intento mantener mi vida privada muy al margen, no significa que lo oculte, pero en un momento determinado mi vida estaba súper expuesta en contra de mi voluntad y lo pasé muy mal. Ahora intento que se sepa lo mínimo. Así que si me preguntas qué tal en el amor, te diré: súper bien.

¿Cómo está viviendo el verano?

Estoy yendo y viniendo todo el rato a Madrid, ahora este fin de semana me vuelvo a escapar al pueblo de mi madre en Gredos. He estado en Cantabria haciendo surf y en Galicia, que tengo casa allí. Planeo hacer un viaje largo pero todavía no sé cuándo podré.

Cuénteme próximos proyectos.

Estoy terminando una novela de ficción que saldrá para principios o mediados del año que viene. Estoy súper contenta porque siempre había querido escribir.

Lo tiene todo...

Me falta plantar un árbol y tener un hijo (risas), que es lo más difícil.