La cara más amarga de la boda de Belén Esteban

El móvil de la «princesa del pueblo» fue pirateado y podrían haberse realizado fotos desde el interior que arruinarían la exclusiva

  • Belén Esteban blindó boda con Miguel Marcos (ambos en la imagen) contratando fuertes medidas de seguridad que han sido burladas
    Belén Esteban blindó boda con Miguel Marcos (ambos en la imagen) contratando fuertes medidas de seguridad que han sido burladas
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

25 de junio de 2019. 12:35h

Comentada
José de Santiago Madrid. 25/6/2019

ETIQUETAS

No todo son buenas noticias en la boda de Belén Esteban y Miguel Marcos. Mientras el nuevo matrimonio y sus invitados disfrutaban el sábado de una fiesta nupcial casi perfecta, se enteraron de que algunos paparazzi podrían haber conseguido fotografías de la ceremonia y del cocktail posterior. De hecho, dos de ellos fueron descubiertos por el equipo de seguridad contratado por la pareja para preservar la exclusiva firmada por la otrora princesa del pueblo con una revista del corazón –se habla de hasta cien mil euros–, y fue una pareja de la Policía Nacional quien acudió para llevarse a los «intrusos». Pero parece ser que no fue un caso aislado, sino que hubo hasta tres infiltrados, no descubiertos, aparte de la gran cantidad de imágenes logradas por el fotógrafo Diego Arrabal desde una grúa elevada situada en las puertas de la finca La Vega del Henares, donde tuvo lugar la boda. Ni los focos colocados de cara al exterior, ni el sistema antidrones, ni el alto número de agentes de seguridad pudieron impedir que se realizaran. Pero lo peor estaba aún por llegar. También se produjo una violación a la intimidad de Belén Esteban al «hackearse» su teléfono móvil. El «pirata» informático se dedicó a mandar mensajes incoherentes desde el móvil de la tertuliana de «Sálvame» a algunos de los invitados a la celebración, como a María Patiño, Antonio Rossi, Víctor Sandoval y Belén Rodríguez, entre otros.

Denuncia en comisaría

A la mañana siguiente, Miguel y Belén, con cara de preocupación, acudieron hasta la comisaría de Policía para denunciar lo ocurrido. Además, Belén declaraba que «no me queda más remedio que cambiar mi número de móvil. Esto es una vergüenza. Solo espero que no se filtren imágenes de la boda, si es que las hay», dijo la tertuliana, porque haberlas, las hay. A pesar de que pidió a los invitados que dejaran los móviles en un lugar seguro habilitado al respecto, hay constancia de que varios trabajadores de la finca pudieron conservar sus dispositivos y se hicieron fotos con los famosos asistentes al enlace. En este sentido, hay bastantes probabilidades de que se fotografiara a los novios en el interior.

Lo incomprensible es además que en la exclusiva vendida a la Prensa «no aparecerán ni Miguel ni mi hija Andrea», según la propia Esteban. Tan solo ella, los invitados célebres y amigos de la novia que se han prestado a colaborar en el reportaje, mostrando así su apoyo a la colaboradora. Miguel, celoso de su intimidad, prefería un enlace privado. Es un hombre muy discreto y que siempre se ha mantenido en el anonimato. Al igual que Andrea, la hija que Belén tuvo con Jesulín de Ubrique, que llegó a pedirle a su mediática madre que no hablara de ella en televisión. Pero, en este caso, ha primado más el dinero que los deseos familiares.

Aunque, si es verdad, tal y como se ha publicado, que los gastos totales de la boda de la de San Blas podrían ascender a los ochenta mil euros, es evidente que la exclusiva lo ha pagado todo.

Un regalo para los invitados

Los novios se volcaron en todo momento en sus invitados y les obsequiaron con un regalo. Las mujeres recibieron un abanico y los hombres, un tarjetero, unos presentes muy prácticos, sobre todo el de ellas, dadas las altas temperaturas que se registraron el sábado en Madrid. Entre los momentos más emotivos, cuando Andrea Janeiro pronunció un discurso en el que recordaba a su abuelo.

Últimas noticias