Libros

Amelia Bono: «A mi madre la veo muy feliz con su actual pareja»

Es madre de dos hijos varones y viene en camino un tercero. Amelia Bono, hija del ex presidente del Congreso de los Diputados José Bono y de la empresaria Ana Rodríguez, vive con ilusión su séptimo mes de embarazo, y, aunque hubiera deseado una niña, afirma que «espero otro varón. Yo quería una niña, pero será que mi marido y yo solamente sabemos engendrar chicos. Bueno, te digo lo que cualquier madre embarazada: lo que importa es que el bebé llegue sano».

-Se te nota en la cara la felicidad.

-Mucho. Es que me siento feliz y encantada. Además, está siendo el mejor de los tres embarazos que he tenido. Tuve algunas molestias al principio, pero ahora todo marcha fenomenal, estoy estupendamente. No me cuesta reconocer que soy muy madraza, que saco tiempo de donde sea para estar con mis hijos, me levanto con ellos, los llevo al colegio, los recojo... Soy muy madraza.

Amelia y su marido, Manuel Martos, hijo del cantante Raphael, contrajeron matrimonio en Toledo en junio del año 2006: «Manuel es un buen padre y un buen marido, me ayuda en todo, es maravilloso. Siempre está pendiente de mí y de nuestros hijos. Con él, me ha tocado la lotería».

-Cinco años de casados ya.

-Sí. Nuestro matrimonio es muy estable, no ha conocido crisis, y que no venga ninguna, porque cada día estamos mejor. Soy muy feliz con Manuel.

-¿Te cuidas mucho?

-No demasiado. Me gusta hacer deporte, comer sano... No hago excesos por mi estado, pero sigo haciendo ejercicio, y juego mucho con mis niños.

Su avanzado embarazo no le impide trabajar. Colabora con su madre en las franquicias de una firma de complementos y ha sido elegida como imagen de la nueva campaña de la firma de productos para el hogar Procter&Gambler, «Una ayuda en tu día a día».

-¿Ejerces de ama de casa?

-Intento adaptarme, porque trabajo fuera de casa con mi madre.

-A Ana se la ve muy feliz con Ernesto Manrique, su actual pareja.

-Está feliz, sí. Muy feliz. Ha encontrado un hombre que es encantador y con el que todos nos llevamos muy bien. Esto nos hace la vida más fácil también. Quiero lo mejor para mi madre y me gusta verla tan alegre y tan bien en su vida personal.

-¿La separación de tus padres no generó algún tipo de trauma en sus hijos?

-No. En mi caso, tengo que agradecer a mis padres que se separaran amistosamente... dentro de lo que conlleva una ruptura. Intentaron por todos los medios que sus hijos no sufrieran. Ellos se llevan bien...

-El que parece que se quitó un peso de encima al abandonar la política es tu padre.

-Se lo quitó, es verdad, y más ahora con la situación que vive el país. Mi padre se siente muy contento, vive con mi hermana pequeña, que es una niña que le da la vida. La lleva al cole, la recoge; su hija menor es lo más para él, la quiere con pasión. Yo le digo que más que un padre maduro lo que parece es un abuelo.

-En cambio, a tu suegro Raphael no le gusta que le llaméis abuelo.

-Prefiere que le llamemos Raphael. Lo de abuelo no le gusta.

-Creo que mantienes una relación muy bonita con él.

-Nos llevamos estupendamente.

-¿No tiene manías de «estrella»?

-Es un hombre supernormal, muy sencillo, y le quiero muchísimo porque es maravilloso.

-¿Te gustan sus canciones?

-Me encanta su música. No me pierdo ninguno de los conciertos que ofrece en España.