Pasarela política: Marina Geli: Escasos recursos

En un político, la imagen no es motivo para prejuzgar ni para cuestionar capacidades y profesionalidades, pero sí para situar, entonar y dialogar con el discurso que se pretende difundir. En Marina Geli sus «looks» públicos se muestran de manera tan aleatoria que nunca sabes por dónde te sorprenderá en la próxima comparecencia pública. Sus «outfits» resultan tan inesperados como sorprendentes: se desarrollan casi siempre en sus prendas de sastrería, sobre todo en chaquetas que van desde el naranja butano –estampados de formas y colores inexplicables– hasta los «patchwork» imposibles realizados a cuadros, «tweed» y colores chillones. Marina debería afianzar un estilo propio, sin dar tantos saltos de imagen y sin incorporar tantas sorpresas a su vestuario. Los colores fuertes no hacen más que engordar los torsos gruesos; quizá colores más suaves la ayudarán a suavizar su figura y aportarían un lado más elegante al «look». Así, fidelizaría a su público, que entendería mejor su imagen asociada a su discurso. Uno de los recursos más utilizados por el espectro femenino de nuestros políticos es la combinación del básico pantalón negro al contraste de color en la prenda superior. Todo un clásico tan aburrido como carente de interés. Las líneas Zara Basic y Zara Woman tienen la culpa de tanta monotonía en las políticas desde hace dos décadas.

Necesita un peluquero y un estilista; por Marta Boira

Para Marina Geli, la Dra. Adriana Ribe le recomienda la mejor tecnología para reafirmar el rostro: el Thermage CPT facial. Es la radiofrecuencia más efectiva y con la que conseguiría tratar la flacidez del tercio inferior del rostro, llegando a las capas más profundas y reafirmándolas desde el interior. Además, el Thermage cuenta con una nueva indicación que es su aplicación en los ojos para poder reafirmar esta zona tan delicada, que también le irá fenomenal a ella. Otra de las cosas que le recomiendo es que pierda algo de peso, ya que es joven y los kilos de más le pueden pasar factura. Por último, le ruego urgentemente que pase por manos de un estilista y peluquero para que le de una vuelta a su look de trasnochada. También necesita darse color en la raíz del cabello porque la lleva muy oscura en comparación con esas mechas blanquecinas del resto. Asimismo, debería hacerse un corte de pelo mucho más juvenil y correspondiente a su edad.

Una mujer firme y racional; por Valvanuz Sánchez de Amoraga

Marina Geli tiene carácter, lo demuestra con su ritmo de zancada enérgico y el movimiento de los brazos al caminar. Es una mujer proactiva. Predomina en su personalidad la parte racional, piensa lo que expresa y le agrada la estructura y el razonamiento en sus discursos. Además, muestra preferentemente el lado derecho de su rostro en sus intervenciones. Cuando está sentada, vemos cómo el brazo derecho sujeta su brazo izquierdo, impidiendo la movilidad del mismo, esto refuerza la impresión de persona racional y con tendencia al autocontrol. Apenas utiliza los brazos en sus intervenciones, sólo mueve en ocasiones las manos, lo que resta fuerza a su mensaje. Mueve mucho las cejas por lo que le agrada el contacto con las personas y busca al otro, pero sonríe poco, lo que produce una sensación de lejanía con el interlocutor. Le agradan las cámaras pero se siente nerviosa porque tiende a moverse, no está con los pies firmes en el suelo. Aunque se siente segura de sí misma porque posee una imagen global de firmeza, mantiene la mirada e involucra al auditorio en sus intervenciones. Su ritmo de voz es excesivamente rítmico, lo que produce una sensación de monotonia y da lugar a que disminuya la atención en el contenido. Cuando piensa se recoloca las gafas o se rasca la frente, como si ordenara los pensamientos antes de verbalizarlos.