¿Por qué cambian Los Ángeles por Madrid?

La Razón
La RazónLa Razón

Que Penélope Cruz odia a la Prensa española es más que una realidad. «Nos enteramos de sus embarazos gracias a periódicos extranjeros y eso resulta a estas alturas totalmente patético», así de sincero sentencia Jesús Mariñas. Ella, que forma parte del patrimonio español y de la marca España. Reconocida, galardonada y representada en todos los rincones del país, parece que no casa con la forma de trabajar de sus medios de comunicación y eso que, como actriz y como personaje público al mismo tiempo, debe gran parte de dicho reconocimiento a ellos.

Todos los periodistas del corazón están de acuerdo en algo: ha habido una gran transición desde que comenzó su carrera; era la novia de Nacho Cano, agradable, dócil y tímida, hasta hoy, enamorada de Javier Bardem, arisca, indiferente e, incluso, desaparecida. Un cambio igual de brusco, en retroceso, se produce con su vuelta de Los Ángeles a Madrid, a su chalé de Valdelagua, y la pregunta que provoca siempre se inicia con un ¿por qué? No se sabe si para limpiar su imagen y regresar a la ciudad que la vio crecer y convertirse en la actriz que es hoy en día. Quizá para estar más cerca de los suyos y hacer que sus hijos vivan rodeados de una familia compacta, sobre todo ahora que su hermana Mónica se ha estrenado como mamá. Precisamente era ésta quien, hace una semana, aprovechó su reaparición tras dar a luz, para confirmar que «Penélope y Javier viven aquí. Siempre han vivido en Madrid y cuando se ausentan es sólo por trabajo», aunque son más de tres años los que han estado asentados entre EE UU y Londres.

Lydia Lozano apunta que «hace mucho tiempo que comenzó esta mala relación con nosotros. Recuerdo que vino a Madrid a presentar un perfume cuando aún colaboraba en ''Tómbola'' y a mí, directamente, me vetó de la rueda de Prensa. No debería darse esas ínfulas». Lo quieran o no, esta familia está plagada de personajes mediáticos. Prueba de ello es que Mónica y Eduardo Cruz también se hayan convertido en protagonistas de las portadas más rosas en los últimos años. «Durante el parto de Mónica, hicimos guardias de 24 horas varios días para poder captar una buena imagen de las visitas, pero esta familia siempre tiende a complicarlo todo con su hermetismo y su secretismo, incluso para ser captados», asegura el reportero gráfico J.R.

No existe confirmación alguna sobre el lugar escogido por Pe para traer al mundo a su segundo hijo, quién nacerá en los próximos días, pero en esta cuestión todos los periodistas del «cuore» apuntan a la Clínica Rúber Internacional, la más frecuentada por los famosos y a la que son muy fieles todos los miembros del clan Bardem-Cruz. Mariñas lo tiene claro y apuesta por «un hospital privado cercano a su casa» y Lydia Lozano está convencida de que «va a dar a luz en la Rúber Internacional y será un parto por todo lo alto, similar al de Doña Letizia». Por su parte, María Eugenia Yagüe cree que «ahora que han vuelto a España, la situación con los medios es mejor. Hablan más y son más abiertos que tiempo atrás. Nos hemos normalizado un poco», señala. Aunque las comparaciones son odiosas, esperemos que, por lo menos, el trato y la forma de dirigirse a los medios comience a ser similar a los que caracterizan a la Familia Real.