Libros

María Casal: «Es muy fácil meterse con los hombres y está muy visto»

Profesión: actriz y escritora.. Nació: en 1958, en Madrid.. Por qué está aquí: hace bolos con su comedia «Tre-mendas» y va a estrenar «Lobas» próximamente.

–Ha estrenado «Tre-mendas» y va a estrenar «Lobas». ¿Lo de escribir comedias es algo pasajero o...?

–He escrito siempre para mí. Ahora doy mis primeros pasos en la comedia. Harta de mujeres apaleadas y torturadas, quiero hacer reír. Y voy a seguir.

–«Tre-mendas». ¿Por qué son tremendas?

–Son personajes llevados al límite. A las tres se nos va la olla.

–¿Le place ser tremenda o prefiere el mediopensionismo?

–Me he vuelto prudente con los años y eso me ha perjudicado mucho. No todo lo que te enseña la vida es bueno.

–Dice Baudelaire que la gloria está en el exceso. ¿Dónde está su gloria?

–En sobrevivir. Ya nadie piensa en la gloria.

–¿Lo más tremendo de este país?

–El honor no existe. La gente roba y se va de rositas.

–¿Le va el tremendismo?

–La realidad, hoy, es tremenda. El realismo es tremendismo... sin exagerar.

–«Lobas». Una obra sobre dos lobas y un cordero. ¿Se lo comen?

–No es tan fácil. La comedia cuenta cómo todo el mundo se aprovecha de todo el mundo.

–¿Los hombres de hoy son corderos y las mujeres lobas?

–Ni tanto ni tan calvo. No me gusta denostar al hombre. Es muy fácil meterse con los hombres y está muy visto.

–Entonces, ¿con qué nos metemos?

–Me gusta más meterme con las mujeres. Además, eso les divierte más a ellas, que son las que más van al teatro.

–¿Es loba o cordera?

–Soy una cordera con piel de loba, o sea, que parezco loba, pero...

–Ahora están de moda los lobos de Wall Street. ¿Los prefiere a los zombis o a los vampiros?

–Prefiero a los vampiros: viven de noche, no envejecen y no se ven en los espejos. Ideal.

–Son inmortales. ¿Le gustaría ser inmortal?

–No. Toda la eternidad pagando impuestos, echando gasolina al coche, tiñéndote las canas, etc., no es plan.

–Ya, pero seguro que le va a tocar la Primitiva...