Miley Cyrus estalla y confiesa todos sus excesos en el sexo y en su agitada vida

La cantante no acepta que se le acuse de infidelidad en la ruptura de su matrimonio con Liam Hemsworth. ¿Está en juego un proceso de divorcio millonario?

“Le regale a Liam una tarta en forma de pene y la lamí, me he drogado y he engañado a algunos hombres pero no he sido infiel a mi marido”.

Miley Cyrus ha estallado en sus redes sociales tras conocer los planes de su ya ex pareja, Liam Hemsworth, contratando a la abogada Laura Wasser, la abogada más temida de Hollywood, y solicitando el divorcio a Cyrus alegando "diferencias irreconciliables". Además, el actor exige que “no se le dé ninguna manutención debido a un acuerdo que firmaron antes de contraer matrimonio”.

Un día después de conocer la demanda de divorcio de su futuro ex marido, la estrella pop recurrió a Twitter para defenderse: "Puedo admitir muchas cosas, pero me niego a admitir que mi matrimonio terminó por una infidelidad. Liam y yo hemos estado juntos por una década. Lo dije antes y sigue siendo cierto, amo a Liam y siempre lo haré", dijo en uno de sus primeros tuits. Y añadió: ”Pero la verdad es que, una vez que Liam y yo nos reconciliamos, me comprometí en serio.,No hay secretos para descubrir. He aprendido de cada experiencia en mi vida. No soy perfecta, no quiero serlo, es aburrido. La conclusión es que he crecido"

Si en un principio la separación de la pareja pareció ir por el buen camino tras el comunicado de Liam Hemsworth en el que le deseaba lo mejor a Cyrus, la mujer que ha compartido su vida durante diez años, está claro que todo ha cambiado en los últimos días tras aparecer en escena la temible abogada especializada en divorcios entre estrellas de Hollywood.

Ni siquiera las fotos en las que Miley besaba a su nueva novia, la bloguera Kaitlynn Carter durante sus vacaciones en Italia o las fotos de ambas paseando por las calles de Los Ángeles parecían haber hecho mella en el actor hasta que, una semana después del escándalo y tras pasar un tiempo en Australia en la casa de su hermano Chris y Elsa Pataky, algo cambió entre la ya ex pareja, que llevó a Liam a presentar una demanda de divorcio en la corte de Los Ángeles.

Miley Cyrus confiesa todos sus excesos de drogas y sexo que jalonaron su vida

“No es un secreto que me gustaba la fiesta en mi adolescencia ...- dice la intérprete americana, ídolo de la juventud - No solo he fumado sino que he abogado por la marihuana y he experimentado con otras drogas. Mi canción más grande hasta la fecha es sobre bailar con MDMA (metilendioximetanfetamina) y meterme rayas en el baño. La cagué y engañé en las relaciones cuando era joven...Me echaron del hotel Transilvania por comprarle a Liam un pastel de pene para su cumpleaños y lamerlo, me colgué de una bola de demolición desnuda, hay más desnudos míos en Internet que tal vez cualquier mujer en la historia”.

Tras desahogarse, la cantante lanzó un nuevo mensaje a sus seguidores para dejar claro a su público que ha madurado y cambiado su alocada vida anterior: "Llegó un punto en que tuve que tomar una decisión saludable para mí misma y dejar atrás una vida anterior. Soy la persona más saludable y feliz que he sido en mucho tiempo".

¿Qué motivos esconde la cantante tras esta insólita confesión?

El motivo real por el que ha estallado la cantante se desconoce pero no hay duda que las críticas en las redes de sus haters y fans de Hemsworth y el hecho de que todos los medios hayan dado por hecho que su relación con la ex de Brody Jenner se inició antes de la ruptura de su matrimonio, han provocado el enfado de Miley Cyrus que ha explotado literalmente, dejando a todos con la boca abierta. ¿Es posible que el acuerdo prematrimonial firmado por la pareja antes de contraer matrimonio hace ocho meses incluya alguna cláusula relativa a una posible infidelidad que supondría un perjuicio económico en el divorcio a la parte infiel? Sea lo que fuere, el empeño de la estrella del pop por alejar la sombra de la traición en su matrimonio, le ha hecho plantar cara a la polémica, alimentándola aún más.