Pepe Navarro: "Ivonne debería decir a su hijo quién es su padre si es que lo sabe"

  • Pepe Navarro: "Ivonne debería decir a su hijo quién es su padre si es que lo sabe"

Tiempo de lectura 4 min.

13 de octubre de 2019. 09:01h

Comentada
José de Santiago 12/10/2019

La guerra judicial entre Pepe Navarro e Ivonne Reyes se recrudece al máximo. El periodista ha anunciado nuevas batallas legales contra la venezolana. Tras dos años de enfrentamientos en los que Ivonne ha intentado demostrar por todos los medios que él es el padre de su hijo Alejandro, las sentencias empiezan a resultar favorables al presentador y su familia. La última decisión judicial es desestimar la querella que interpuso la presentadora contra la ex mujer y la hija del comunicador por considerar que ambas vulneraban el derecho a la intimidad al usar un tenedor utilizado por Alejandro para demostrar, gracias a las pruebas de ADN, que no existe parentesco alguno entre Andrea y él. Al revés judicial se une ahora la demanda de Pepe contra Reyes por lesiones contra el honor y la intimidad a raíz de unas declaraciones suyas contra él, exigiendo una indemnización de 60.000 mil euros. La batalla sigue, y LA RAZÓN se ha puesto en contacto con Pepe Navarro para que aclare la situación. «Ivonne contrató a detectives que me hicieron un seguimiento de varios años y consiguieron un vaso de agua y los restos de una taza de café que tomé en un bar. Lo llevaron a un laboratorio, se hicieron unas pruebas y las contrastaron con mi ADN. El 5 de enero de 2018 ya le dijeron que ese hijo no es mío. A partir de esa fecha, sabe perfectamente que no soy el padre de Alejandro, aunque lo sabía ya de antemano. Pero, a pesar de eso, hizo unas declaraciones a una revista en las que no hay un resquicio de respiro en su afán por machacarme». Ivonne llegó incluso a confesar que estuvo al borde del suicidio por él. «Es que es una afirmación muy fuerte. Aquí se está jugando siempre con lo mismo. Ella lleva ocho años haciéndose la víctima y viviendo de una mentira. Ha insistido en que soy el padre de su hijo, y es falso», repite. Nuestro interlocutor fue declarado padre biológico de ese joven, al no prestarse en un primer momento a someterse a las pruebas de ADN y asegura que «no he dejado de pagarle ni un solo mes la cantidad que estipuló el juzgado. Se ha llevado mucho dinero».

No quiere conocerle

Una persona cercana a Navarro, que también conoce a Ivonne Reyes, considera que «ella se ha lucrado con exclusivas mediáticas a base de atacar y vejar a Pepe. Lo que ha hecho moralmente es incalificable». En este sentido, el periodista aclara que «iremos viendo judicialmente lo que sea necesario. Esto no va a quedar así, estoy harto. Lo que me ha hecho esta señora moralmente es incalificable. Por eso, habrá que ir dando los pasos oportunos en el juzgado. No voy a quedarme sentado». Hace un par de años afirmó que no tendría inconveniente en conocer a Alejandro para explicarle lo que se considere necesario. «Pero después de todo lo que ha ocurrido en este tiempo, no tengo interés. Está claro que no es mi hijo», afirma rotundo Navarro.

Pepe considera que «el joven debería tomar cartas en el asunto y salvar su honor y su dignidad. Y que su madre le diga quién es realmente su padre, si es que lo sabe». El comunicador llegó incluso a «huir» de Madrid y vendió su ático del Paseo de la Castellana. «Sí, la vendí hace tiempo. Ahora vivo en mi casa de Ibiza. Más tranquilo y con mis negocios. Sin pareja. Solo. Mi cariño lo vuelco en mis hijos». Su vida sentimental nos conduce a dos matrimonios, el primero con Eva Zaldívar, del que nacieron sus hijos, Andrea y Mario; y el segundo con Lorena Aznar, madre de los otros dos, Layla y Darco. Con Eva estuvo dieciséis años y con Lorena nueve.

Esta misma semana volvió a Madrid para presentar los Oscar del Humor en la discoteca Kapital, y para asistir con su hijo Mario, al nuevo espectáculo de la compañía «La cubana». A mediados de 2019, Pepe manifestaba que «mi familia es sana, sabe quién y dónde está, y, además, honrada. Por lo tanto, no tenemos nada que temer ni padecer». Y dejaba claro que «la demanda puesta por Ivonne a mi ex y mi hija no va a ningún sitio», como así ha ocurrido.

Ambos se conocieron en 1995, en el programa «El juego de la oca», y más tarde también coincidieron en «Esta noche cruzamos el Mississippi». Aunque nunca se hizo pública su presunta relación sentimental, la mantuvieron en secreto hasta que rompieron definitivamente.

Alejandro, un hijo modelo

Para Ivonne, «Alejandro es un hijo modelo», y a partir de este año también lo es de pasarela, tal y como demostró en un desfile en Nueva York durante la Fashion Designers of Latinoamérica. Los comentarios fueron positivos e incluso un crítico le ha augurado «un gran futuro». Alberto Villalobos, un periodista radicado en la ciudad de los rascacielos, asegura que «tiene porte y mucho aplomo. Era su debut y cumplió con creces. No se puso nervioso en ningún momento. Parece que lleva en esta profesión toda la vida».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs