Se opera de estética más de 300 veces y ahora no puede sonreir

Alicia Douvall, una de las mujeres más operadas del mundo y conocida mundialmente por sus más de 300 intervenciones estéticas, se muestra ahora arrepentida de su pasada al ser incapaz de sonreírle a su bebé. La mujer, madre de dos hijos, dice tener roto el corazón por este motivo.

La exmodelo, que tiene 34 años de edad y empezó a retocarse el rostro cuando era una adolescente, ha criticado abiertamente a los médicos que le practicaron las operaciones. Tanto es así que recientemente ha llevado a cabo una campaña de sensibilización para que otras mujeres en su situación no pasen por el quirófano, o no al menos con tanta frecuencia como ella lo hizo.

"No puedo beber correctamente, lo tengo que hacer a través de una pajita. Esto no es lo que me prometieron los cirujanos", ha declarado la exmodelo a The Sun.

Su primera intervención fue a los 17 años y no ha parado.