Visto para sentencia el juicio contra Pantoja, Muñoz y Zaldívar

El juicio por blanqueo de capitales que se sigue en la Audiencia de Málaga contra la tonadillera Isabel Pantoja, su expareja, el exalcalde de Marbella Julián Muñoz y la que fuera esposa de éste, Maite Zaldívar, ha quedado hoy visto para sentencia.

Pantoja ha ejercido su derecho a la última palabra y ha afirmado que está de acuerdo con su letrado, José Ángel Galán, y ha dado las gracias a todos.

Muñoz ha optado por no hacer uso de este derecho, mientras que su exmujer Maite Zaldívar se ha declarado inocente y ha insistido en que siempre pensó que el dinero era lícito, y dirigiéndose al tribunal ha manifestado: "En sus manos está mi libertad".

El abogado de Isabel Pantoja, José Ángel Galán, ha defendido la inocencia de la artista y ha pedido una sentencia absolutoria por falta de pruebas y ha subrayado que la tonadillera tenía "una enorme capacidad de generar ingresos", gracias a su actividad artística y empresarial.

Para el letrado, Pantoja ha demostrado durante el juicio su capital "antes, durante y después de estar con Muñoz"por lo que se ha quejado del juicio paralelo que se le ha hecho a su cliente.

En este sentido, el abogado ha lamentado las acusaciones que vertió un perito de Hacienda que comparó el comportamiento financiero de la tonadillera Isabel Pantoja con el de traficantes de droga.

"Lo que nunca se puede llegar a hacer es comparar su comportamiento con el de un narcotraficante, como hizo el perito de Hacienda, porque eso es contribuir a ese juicio mediático y paralelo que sufre Isabel Pantoja desde 2007, y que busca un titular escandaloso y grosero, ese día y el siguiente", ha apostillado.

A su entender, el informe de la Agencia Tributaria sobre su defendida es "tendencioso"y los ha acusado de haber investigado "sólo en una dirección", buscando la culpabilidad de Pantoja.

Además, el letrado ha añadido que la relación sentimental que tuvo Pantoja con Muñoz no pudo comenzar antes de la compra del apartamento en el hotel Guadalpín, en febrero de 2003, que, según las acusaciones, se hizo con dinero del exregidor.

En este sentido, José Ángel Galán ha afirmado que no se ha desvirtuado la presunción de inocencia de su clienta y ha denunciado que se ha producido un "defecto procesal"al no poderse someter a contracción los datos bancarios de las sociedades de la artista pese a que sí han sido utilizados en los informes que la acusación.

La vista oral de este caso se inició el pasado 28 de junio con las cuestiones previas y el 1 de octubre comenzaron las sesiones, en primer lugar con un nuevo trámite de alegaciones previas y al día siguiente con las declaraciones de los acusados, seguidos de peritos y testigos.

Pantoja y Zaldívar se enfrentan a una petición fiscal de tres años y medio de prisión cada una y respectivas multas de 3,6 millones y 2,6 millones de euros, y Muñoz a siete años y medio de cárcel y siete de inhabilitación por blanqueo de capitales continuado y cohecho pasivo, y multa de 7.466.000 euros.

La Fiscalía mantiene que Pantoja y Zaldívar eran "perfectamente conocedoras del origen ilícito"de los fondos y bienes que recibían de Muñoz y sabían "cuáles eran las fuentes de sus ingresos lícitos".