Especiales

BBVA apoya al pequeño comercio

La entidad pone en marcha un programa formativo personal y gratuito con soluciones sencillas para la venta y el cobro a distancia, a través de canales digitales

La entidad financiera BBVA se ha volcado con los pequeños comercios, para que puedan realizar sus ventas a distancia sin problemas técnicos
La entidad financiera BBVA se ha volcado con los pequeños comercios, para que puedan realizar sus ventas a distancia sin problemas técnicosLa Razón

Ante la situación de cierre temporal de comercios y con el objetivo de facilitar su recuperación, BBVA está ayudando a sus clientes en España a encontrar soluciones sencillas que les permitan vender a distancia y generar nuevos ingresos. A través de un programa formativo profesional y gratuito, de diez sesiones «webinar», los pequeños comercios aprenderán en menos de una semana las claves para vender en redes sociales, Whatsapp o email, entre otros canales; así como las alternativas de medios de pago a distancia y las claves de una buena logística. Además, la entidad proporciona a estos negocios herramientas sencillas de cobro a distancia que les permitirán hacer frente a las distintas fases de desescalada tras el coronavirus.

Los pequeños comercios están preparando su vuelta a la actividad en un entorno totalmente distinto al anterior de la crisis, lo que les obliga a reinventarse para garantizar su supervivencia. Con el objetivo de ayudarles a impulsar la venta a distancia por canales digitales, BBVA ha lanzado un programa formativo. Con esta herramienta, en menos de una semana, los clientes empresariales de BBVA aprenderán los tres pasos clave para empezar a vender a distancia con efectividad.

Esta formación gratuita para clientes de la entidad consiste en diez sesiones «webinar» de 45 minutos. En ellas, expertos en ecommerce, marketing y comunicación digital les enseñarán cómo vender por redes sociales como Instagram y Facebook, por Whatsapp. Además de por otros canales a distancia como Google, Amazon y Mailchimp. El siguiente paso para una venta a distancia efectiva es conocer los medios de pago y cómo realizar una correcta entrega de mercancías. Otras claves importantes que aprenderán los asistentes son la atención al cliente a través de teléfono, Whatsapp o email, además de cómo resolver de forma adecuada las incidencias y devoluciones.

Para ello se habilitó a principios de mayo una formación impartida por la consultora de Disrupción Digital INCIPY en colaboración con INESDI Digital Business School. Los contenidos de cada sesión están disponibles para su consulta en la sección «Finanzas de un vistazo» de la web transaccional de BBVA. La formación para clientes consiste en diez sesiones webinar de 45 minutos en torno a tres pasos clave para acelerar la recuperación y empezar a vender a distancia con efectividad. Además, al finalizar cada «webinar», los clientes pudieron resolver sus dudas, lo que les ha ayudado a poner en práctica lo aprendido. Una iniciativa muy valorada por los clientes, ya que en las primeras horas desde que se abrió el proceso para inscribirse en el curso, se superaron las 600 inscripciones.

El cobro a distancia

Las restricciones de movilidad debidas a la crisis del Covid-19 han cambiado los hábitos de los consumidores, muchos de los cuales continuarán una vez superada esta situación. Por eso, BBVA, además de ayudar a los comercios a afrontar esta nueva situación, pone a disposición de sus clientes empresariales soluciones para facilitar el cobro de sus ventas a distancia.

Una de ellas es el método de cobro «Paygold» que, sin necesidad de desarrollos informáticos ni de tienda online, permite enviar un SMS o correo electrónico con un enlace al comprador para que este finalice el proceso de compra en su teléfono móvil u ordenador. Para ello, tiene que pulsar el enlace recibido y a continuación introducir los datos de tarjeta o las claves de pago con Bizum, todo ello en un entorno seguro. Además, los comercios también pueden realizar sus cobros cuando entreguen la mercancía al cliente, con seguridad y sin contacto. Para ello cuentan con el TPV móvil y, si prefieren tener el datáfono en su teléfono móvil, disponen de la App BBVA Smartpay. Para poder usar esta aplicación, el comercio sólo tiene que solicitar un datáfono de tamaño reducido y descargarse la aplicación de SmartPay en el móvil. Esto se puede realizar tanto desde Apple Store o Google Play. Se vinculan ambos dispositivos a través de bluetooth y ya está todo listo para aceptar pagos con tarjeta de manera sencilla y rápida.

Ampliación del límite de pago

En el caso de que el cliente opte por pagar con tarjeta, sólo tendrá que teclear el PIN si su compra supera los 50 euros, lo que reducirá al máximo el riesgo de contagio. Esta medida de ampliar temporalmente de 20 a 50 euros el límite del pago contactless ha sido adoptada por las entidades financieras españolas con el objetivo de que los comercios puedan realizar la mayoría de sus ventas sin contacto. La ampliación estará vigente mientras se mantengan las medidas extraordinarias ocasionadas por el coronavirus.