Cómo insonorizar una habitación paso a paso

En una vivienda poco aislada no se puede disfrutar de la intimidad en el hogar, pero tampoco descansar o teletrabajar cómodamente

Las viviendas deben ser un espacio tranquilo en el que poder descansar o teletrabajar sin ruidos molestos del exterior
Las viviendas deben ser un espacio tranquilo en el que poder descansar o teletrabajar sin ruidos molestos del exterior FOTO: La Razón Pixabay

El 28 de abril se celebra el Día Internacional de Concienciación sobre el Ruido, un problema al que no se le suele prestar atención pero que también supone un riesgo para la salud. Solo en España, la contaminación acústica provoca más de 1.000 muertes prematuras y 4.000 hospitalizaciones cada año. De hecho, la mitad de los jóvenes entre 12 y 35 años corre el riesgo de perder audición por el ruido, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Son datos preocupantes, por eso el aislamiento acústico de la vivienda es importante para el bienestar, tanto si el ruido proviene del exterior del inmueble, de una vivienda contigua o de los propios convivientes.

Los cuidadanos que habitan en las ciudades probablemente estén acostumbrados al ruido, pero al llegar a casa lo que todos quieren disfrutar de un ambiente tranquilo, ya sea para descansar o para teletrabajar. La acústica es, junto al confort térmico, la principal debilidad de las viviendas españolas, con una puntuación de 6,65 puntos sobre 10, según el estudio Quiero Vivir Mejor elaborado por la Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción (Andimac).

Aislamiento acústico con poco dinero

Hay varios remedios para aislar acústicamente una habitación, pero ninguno es tan eficaz como una reforma. Están los conocidos paneles acústicos de espuma que absorben el ruido, pero no siempre se quiere decorar la casa como un estudio de grabación. También es últil colocar muebles, biombos o cortinas en las ventanas para que no haya eco en la estancia.

Uno de los puntos por donde se cuela más ruido son las puertas, ya que es la zona que menos aislada está de una habitación. En la puerta principal de la vivienda, la que da al exterior o al portal, se pueden instalar burletes que, además, mantienen la temperatura de la estancia. Al igual que las puerta, unas ventanas sin el correcto aislamiento pueden ser un problema si el riudo de la calle es muy molesto.

Insonorización completa de la vivienda

Ahora bien, si está en casa y mira a su alrededor, el ruido exterior también puede proceder de varios puntos: las paredes, el techo y el suelo. Si está pensando en reformar su casa, una buena propuesta para olvidarte de los vecinos es mejorar las paredes colindantes con un tabique interior relleno de espuma. Lo malo es que perderá algo de espacio en su vivienda, pero ganará confort. Otra solución es el aislamiento mediante membrana acústica de alta densidad cubierta por algodón. Lo bueno es que apenas se pierde espacio en la vivienda, pero es más caro que el tabique.

El problema con las paredes interiores que separan las habitaciones de la vivienda se puede solucionar con muebles o estanterías, pero en el techo no se puede recurrir a estos remedios. En ese caso, una solución puede ser la mejora del aislamiento térmico y acústico a través de un falso techo. Entre el techo original y el nuevo, ligeramente más bajo, se instala una capa de lana mineral que actua como absorbente.

Otro molesto problema acústico en las viviendas antiguas es el ruido de las tuberías. En las bajantes hay varios puntos más ruidosos, como los codos, en los que se puede realizar un aislamiento si está pensando en reformar su hogar. Consistiría en cubrir las cañerías con un aislamiento termoacústico formado por un membrana de alta densidad.