«Hércules: el origen de la leyenda»: El héroe del gimnasio

Director: Renny Harlin. Guión: Sean Hod, Daniel Giat. Intérpretes: Kellan Lutz, Gaia Weiss, Scott Adkins. EE UU, 2014. Duración: 99 minutos. Acción.

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Aquel peplum encantador, aquellos filmes ideales para una tarde de domingo en el sofá calentitos, aquellos hombres tan monos, tan masculinos pese a la falda o quizá por ella, ha dado hoy estos lodos. Unas veces más espesos que otras y aún cuando los romanos hayan sido de un tiempo a esta parte reconvertidos en héroes mitológicos, por ejemplo. Como sucede en el nuevo filme de Renny Harlin, un cineasta con cierta debilidad por el terror y de calidades variadas («Pesadilla en Elm Street 4», «Cleaner», «Cazadores de mentes», «El exorcista: el comienzo»...). Estamos en la antigua Grecia, y, tras una azarosa noche, la reina tiene un hijo con Zeus que llega al mundo para acabar con el tirano monarca con el que está casada. Un tipo cruel que sabe que no es suyo y lo odia, claro, mientras el chico se enamora de una princesa que codicia su hermanastro... Lo que se traduce, finalmente, en un poco de Skakespeare, unos vistosos, pero demasiado elocuentes, efectos digitales, mucho aire de serie B un tanto venida a menos, y, sobre todo, bastante músculo bien trabajado gracias a la estupenda forma física de Kellan Lutz («Crepúsculo»), una gloria para la vista aunque le queden todavía bastantes horas de mili, como decíamos antes. Entre la comedia romántica pura (vean las un tanto cúrsiles escenas de Hércules con la joven en el río) y otras más trepidantes (esos momentos al estilo «Gladiator») transcurre este «Hércules» a la espera de que en verano aterrice el que protagoniza Dwayne Johnson, «La Roca». Otra cosa no, pero éste va a ser un año rico en testosterona.