Patatabravacom del bar de la facultad a la mayor red universitaria

Corría 2002 cuando unos estudiantes de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) idearon en el bar de la facultad crear una web en la que compartir apuntes, frases divertidas de profesores y comentarios sobre la carrera con sus compañeros de clase.

Aún faltaban dos años para la aparición de Facebook, y aquella pequeña iniciativa empezó a tener un enorme éxito entre los estudiantes de la UAB, con más de mil visitas diarias.

Pero no fue hasta 2007 cuando dos de sus fundadores, los periodistas Oriol Solé y Andreu Caritg, decidieron profesionalizar el proyecto, al que se unió dos años después, como tercer socio, el ingeniero multimedia David Tardá, todos ellos de 28 años.

En la actualidad, patatabrava.com se ha consolidado como la mayor red social de universitarios de España, con más de 320.000 usuarios registrados, procedentes de todas las facultades del país, que comparten más de 35.000 apuntes, así como unas 60.000 "frases míticas"de profesores, al estilo de "yo creo que esta asignatura mola. A mí me pone".

P. ¿Pueden explicar los principales datos sobre la empresa?
Oriol: Los tres socios trabajamos desde nuestras oficinas, en el campus de la UAB. Tenemos una estructura reducida y dinámica, formada por 10 personas que trabajan directamente para el proyecto, y una extensa red de colaboradores de toda España. La empresa factura cerca de 300.000 euros al año y todos los beneficios hasta la fecha se han reinvertido en el proyecto.

P: ¿Cómo se financia Patatabrava?
Oriol: Patatabrava.com se financia principalmente de la venta de servicios publicitarios, de comunicación y relaciones públicas a empresas u organizaciones que quieran dirigirse al público universitario de España, ya que cada mes tenemos 450.000 visitas y podemos llegar fácilmente a este colectivo hablando en su idioma. Aparte, también tenemos una línea de e-commerce con productos interesantes y descuentos para el público universitario y organizamos eventos.

P: Ahora han incorporado un servicio para que los usuarios cuelguen sus vídeos. ¿Buscan ser una mezcla de Facebook y Youtube?Oriol: En realidad, nuestra intención con Patatabrava TV es la de crear la primera televisión universitaria en línea. Nos gusta pensar en patatabrava.com como un medio de comunicación, una red que permita dar servicio y ofrecer contenidos interesantes al usuario.

P: Da un poco la impresión de que Patatabrava va dirigida especialmente al universitario 'fiestero', que va poco por clase. ¿Es así o también hay espacio para el estudiante 'empollón'?Andreu: Patatabrava pretende ser la otra cara de la universidad, pero eso no significa que se dirija sólo a un determinado tipo de estudiantes. Creemos que todo el mundo puede encontrar su sitio en la red: está claro que los universitarios más 'fiesteros' también tendrán que estudiar, y los más 'empollones' van de fiesta a menudo.

P: Su apartado "frases míticas"no deja muy bien parados a algunos profesores. ¿Han recibido quejas o incluso demandas por su parte?
Andreu: La intención de la sección "frases míticas"es dar un punto de humor a la vida universitaria, en ningún caso ofender a nadie ni poner en duda el prestigio de los docentes. Diariamente repasamos los cientos de frases que se publican, y eliminamos cualquier contenido que no cumpla con estos requisitos.

P: ¿Y por colgar apuntes o exámenes?
Andreu: La idea de la sección es poder compartir los apuntes tomados por los estudiantes durante las clases, y cualquier archivo que tiene propiedad intelectual es retirado inmediatamente. Creemos que los profesores entienden que estos contenidos son paralelos a los que ofrecen ellos en clase.

P: ¿Conocen alguna anécdota especial surgida dentro del universo 'patatero'?
Andreu: Anécdotas hay muchísimas. En un concurso en el que sorteábamos ante notario un viaje a Las Vegas, el afortunado resultó ser un estudiante que vive justo encima de nuestras oficinas. Le llamamos para comunicarle la noticia y bajó a vernos en zapatillas. Cuando se lo dijimos, ¡no se lo creía!

P: ¿Han recibido alguna oferta para vender Patatabrava?
Oriol: En su momento, mantuvimos conversaciones con varios inversores. No nos pusimos de acuerdo y decidimos seguir por nuestra cuenta, sin ningún apoyo financiero. Esto nos obligó a trabajar si cabe más duro, con menos recursos, pero con más ingenio. Por nuestra experiencia, el mito de "voy a hacer una página web y me voy a retirar"es sólo eso, un mito.

P: ¿Hasta dónde pretenden llegar con Patatabrava? ¿Tienen pensados otros proyectos o negocios?
Oriol: De momento estamos centrados en mejorar el servicio y acabar de consolidar nuestra red en las universidades donde menos nos conocen. Aparte, estamos trabajando en nuevos proyectos que pronto anunciaremos.