Sospechosos habituales

Villarreal y Racing denuncian «cosas raras» en las últimas jornadas. Michu pidió al Granada que se dejara marcar un gol

Barcelona- Ha llegado un punto en el que en el fútbol español nadie se fía de nadie. Las sombras de las sospechas se extienden por todo el territorio sin que autoridad alguna ponga coto. No es una historia nueva. Las leyendas de los maletines hace años que existen, pero parece que esta temporada se ha roto el tabú y que los afectados han dado un paso al frente. «No soy yo quien vaya a denunciar esto, pero el fútbol español debe sanearse», aseveró Diego López después de certificar su descenso a Segunda por una derrota ante el Atlético de Madrid. «Es una pena que otros equipos no hayan sido tan profesionales como el Atlético en las últimas jornadas. Ha habido cosas muy raras», denunció.
Las críticas sobre la limpieza del campeonato salen principalmente desde el Villarreal, club acostumbrado al caviar y que la temporada que viene tendrá que conformarse con pechugas de pollo a la plancha. «Lo que está pasando en los últimos años en Primera es muy preocupante. Hace tiempo que lo digo, pero parece que nadie toma cartas en el asunto, supongo que algún día saldrá todo a la luz», desvelaba Miguel Ángel Lotina, técnico «amarillo», aludiendo a la supuesta compra de partidos. «Hay cosas raras, como las expulsiones del Getafe, pero hay que callarse», reiteraba Ángel.
Desde Santander también llegan insinuaciones, aunque nadie se atreve a tirar la primera piedra. «Nos han metido goles muy extraños y ha habido cosas raras», subrayó Álvaro, técnico racinguista. «Cosas raras» es el eufemismo de moda en el fútbol español. Los equipos que han salvado la categoría prefieren callar, aunque seguramente en otra situación hubieran dicho algo similar. Como Quique Pina, presidente del Granada, que ha señalado directamente en las últimas semanas al dueño del Zaragoza, Agapito Iglesias. Pina no ha opinado de lo que sucedió el domingo en Vallecas. Michu, en la Cope, admitió haber pedido a jugadores del Granada que se dejaran marcar un gol para salvarse ambos. Cosa rara.