Los indignados acuerdan desmontar hoy las últimas instalaciones en Plaza de Cataluña

Los indignados que aún permanecen en la Plaza Cataluña en Barcelona han acordado desmontar hoy sus últimas instalaciones y mantener en la plaza un módulo de información, según un comunicado del movimiento 15-M.

En la nota, difundida la pasada noche, los miembros del movimiento de protesta precisan que han negociado la salida de los últimos acampados en una reunión el martes por la tarde con un "intendente de la Guardia Urbana". Agregan que empezarán a retirar sus instalaciones a partir de las 10 horas de este miércoles y cinco camiones se llevarán el material que se debe tirar.
"Teniendo en cuenta que se aprobó en Asamblea General la transición de acampada a Ágora hemos solicitado una infraestructura para al menos asegurar la continuidad de la Ágora", dice el comunicado. "El intendente ha cedido en proporcionarnos unos módulos", añade.


"El intendente que solo es un mediador entre nosotros y las Instituciones implicadas (Ayuntamiento / Generalitat) nos ha pedido un signo de buena voluntad suficiente para que pueda convencer a sus superiores de no enviar al dispositivo de policía previsto", señalan.


Unas cincuenta personas acamparon aún la pasada noche en la Plaza de Cataluña de Barcelona, donde ha permanecido el movimiento desde el pasado mes de mayo.
El pasado domingo, los indignados de Barcelona propusieron en asamblea estructurar su movimiento de protesta a través de una coordinadora de barrios.


Los portavoces de los acampados indicaron entonces que la ocupación de la plaza no se estaba discutiendo porque los que todavía dormían allí lo hacían a título personal. Otra de las propuestas del domingo fue organizar un referéndum que otorgue más legitimidad al movimiento del 15-M en Barcelona pero no se definió la pregunta y se consideró que la misma se deberá debatir en los barrios.