América

La crisis obliga a revisar los Objetivos del Milenio

Gobernantes de todo el mundo se reúnen hoy en la sede de la ONU en Nueva York, para revisar el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) en un ambiente de crisis económica global.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, convocó una Cumbre de tres días para presionar a la comunidad internacional en el compromiso adoptado hace diez años sobre ocho ambiciosas metas, la más importante erradicar el hambre y la pobreza extrema en el mundo en 2015.

Entre los participantes estará el presidente de Estados Unidos, Barak Obama, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, el español, Jose Luis Rodríguez Zapatero, de Colombia, Juan Manuel Santos o el de Bolivia, Evo Morales.

El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, será, por sorteo, el primer orador, tras la inauguración oficial por parte de Ban ki-moon.

También intervendrán en el mismo día los presidentes de Bolivia, Colombia, República Dominicana y Guatemala.

La ONU presentará a los líderes mundiales un informe en el que reconoce avances en los ODM, pero advierte que la crisis económica ha frenado algunos de los principales compromisos, como duplicar la ayuda al desarrollo.

El documento que servirá de marco para los debates recomienda la búsqueda de "financiamientos innovadores"que faciliten el desarrollo y destaca la importancia del crecimiento para crear empleo.

Entre las fórmulas propuestas figuran crear un nuevo impuesto sobre las transacciones financieras o en los billetes de avión, pero hay muchos países que se oponen.

El informe de la ONU advierte que la crisis económica amenaza el cumplimiento de los ODM, pero rechaza la adopción de medidas proteccionistas que puedan perjudicar a los países pobres.

La cumbre de los ODM tendrá seis sesiones plenarias de lunes a miércoles y será previa al debate anual de la Asamblea General de la ONU, a la que asisten dirigentes de 192 países para debatir los temas candentes de la actualidad internacional.