Primera División

Laporta espió a Ronaldinho Etoo Deco y Piqué

El Barça encargó en otoño de 2008 a la agencia de detectives Método 3 vigilar durante una semana y las 24 horas del día a Piqué, defensa entonces recién fichado del Manchester United. El trabajo costó unos 5.000 euros y los investigadores no encontraron nada reprobable, explica el semanario.

La junta directiva del FC Barcelona que hasta el pasado 30 de junio encabezaba Joan Laporta espió a los jugadores Ronaldo de Assís 'Ronaldinho', Anderson Luis de Souza 'Deco', Samuel Eto'o y Gerard Piqué, según publica la revista Interviú.

Distintas fueron las conclusiones a las llegaron los detectives en sus vigilancias a Ronaldinho, Eto'o y Deco (los tres fueron seguidos durante meses al final de la temporada 2007-08), al constatar que cometían constantes actos de indisciplina que contravenían el régimen interno del club.

De hecho, cuando Pep Guardiola asumió el cargo de entrenador en el verano de 2008, anunció que no contaba con ninguno de estos tres futbolistas, aunque al final Eto'o siguió un año más.


Cruyff sale en defensa del expresidente

El ex técnico del Barcelona Johan Cruyff ha defendido hoy los siete años de gestión de Joan Laporta al frente de la entidad azulgrana, que han dejado "mejor de lo que estaba"a la nueva directiva.

"Laporta heredó el club con una deuda de 60 millones y un presupuesto para el primer año de 150 millones. La regla de tres es sencilla: arrancas con un lastre del 40 por ciento en tu presupuesto (...). Si haces la simple regla de tres entre presupuesto actual (420 millones) y déficit aprobado (48,7 millones), la conclusión es bien simple: los que ahora entran, aun con sus números en rojo, recogen un club mejor de lo que estaba", argumenta Cruyff en su artículo semana en El Periódico de Catalunya.

El ex entrenador del 'Dream Team' destaca además que, en el aspecto social, "nada que ver la imagen del Barça de hace siete años con la de hoy". Y en lo deportivo, "te la jugaste con una apuesta arriesgada (Txiki Begiristain y Frank Rijkaard, primero, y Pep Guardiola, después) y salió bien".

Por eso, Cruyff asegura que el Barcelona actual "está muy sano"y que "la imagen que se proyecta del club"desde la nueva directiva encabezada por Sandro Rosell y "las cifras en negativo", no le cuadran.

Además, el ex técnico holandés lanza una última reflexión: "El Barça es esclavo de su propia y exitosa filosofía. ¿Sabéis qué ocurriría si se pudieran poner a los jugadores de casa en el apartado de ganancias? Sólo con el valor que tiene Messi, el supuesto déficit de 50 millones sería cero".