Montse Velasco: «Un perro catador sería una pasada»

Con firma propia. Profesión: sumiller de la Cuina de Guinardó. Nació: en 1978, en Sabadell. Por qué está aquí: acaba de conseguir la Nariz de Oro 2011 en competencia con 49 sumilleres finalistas. 

Montse Velasco: «Un perro catador sería una pasada»
Montse Velasco: «Un perro catador sería una pasada»

–Nariz de Oro 2011. ¿Qué más le gustaría tener de oro?
–Un corazón de oro, una cabeza de oro... Todo un tesoro.

–En estos tiempos, ¿qué le huele peor?
–Que la situación económica se alargue.

–Y mirando al futuro, ¿qué se huele?
–Que nada volverá a ser fácil.

–¿Huele a su pareja cuando llega tarde a casa?
–Eso es algo que hacemos casi todas las mujeres. Yo también le huelo, sí.

–¿Alguien le ha dicho alguna vez «te amo por tu bulbo olfatorio»?
–Nadie me ha dicho algo así. Suena fatal.

–Es la parte del cerebro que tiene que ver con el olfato...
–No lo sabía. Se ve que no me piropean los neurólogos.

–¿Cree que Pinocho hubiera sido un buen sumiller?
–Claro, y también Cyrano de Bergerac.

–Es la tercera vez que gana la Nariz de Oro un catalán. ¿Se les está afilando el olfato?
–No creo que el hecho de ser catalán mejore o empeore el olfato.

–Es también la tercera vez que gana ese trofeo una mujer...
–Dicen algunos estudios que tenemos más olfato que los hombres.

–¿Qué huelen ustedes que los hombres no olerán nunca?
–Es un secreto que no se puede revelar. Ay, si los hombres se olieran lo que olemos...

–¿Se cata mejor por la nariz que por la boca?
–Primero está el olor. Luego, en la cata profesional, se bebe y se escupe.

–Qué desperdicio...
–Hombre, si tienes que catar 50 vinos y no escupes, sales borrachita.

–¿Usted se ha emborrachado alguna vez?
–Alguna vez me he puesto muy a gustito.

–Hay quien bebe para olvidar. ¿Usted huele para olvidar?
–No, huelo por vocación. No olvido los olores: necesito una buena memoria olfativa.

–¿Un olor imborrable?
–El del sofrito que hacía mi madre y, antes, mi abuela.

–Si a los perros les gustara el vino, ¿serían los mejores catadores?
–Un perro catador sería una pasada, y más aún que se presentara al concurso y ganara la Nariz de Oro.

–Si mañana fuera el fin del mundo, ¿qué vino elegiría para la despedida?
–Un Calvario de Rioja.

–Nada más propio para pasar a la gloria.