El FMI recuerda a Zapatero que los riesgos «considerables» de España exigen reformas más valientes

Una recuperación gradual de la economía española está en curso gracias a las medidas aplicadas por el Gobierno en el último año, aunque el saneamiento es "incompleto"y se enfrenta a riesgos "considerables", según las conclusiones del Fondo Monetario Internacional (FMI), que recomienda profundizar en las reformas.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió hoy a España de que su recuperación está a medias y que tiene pendiente importantes reformas, entre ellas avanzar en la reducción del gasto y ahondar con "valentía"en la reforma del mercado laboral.

El organismo multilateral alerta de que los riesgos que afronta España son todavía "considerables"y que, por tanto, no puede "relajar"el impulso de reformas que ha puesto en marcha hasta ahora, y que han ayudado a la economía a registrar una "recuperación gradual", todavía "incompleta".

"La respuesta de España a los desafíos económicos durante el último año ha sido rotunda y amplia y ha ayudado a reforzar la confianza del mercado", señaló el FMI en su revisión periódica de la economía española.El organismo destacó que esa mejora en la confianza del mercado resultó "crítica"no solo para España, sino también para la zona euro dada la importancia sistémica del país.

Pese al proceso de recuperación gradual en la economía española, el FMI alertó de que persisten los riesgos. "A corto plazo las condiciones financieras podrían deteriorarse todavía más, reflejando las crecientes preocupaciones por los riesgos soberanos en la zona euro", afirmó el FMI.

Eso, según el organismo, podría ejercer presión adicional sobre la deuda soberana y los costos de financiación de los bancos españoles, lo que a su vez podría lastrar la economía real.
A medio plazo, el FMI identificó como el principal riesgo la lentitud de la recuperación y el persistente alto desempleo.

Eso, a su vez, podría crear una espiral viciosa que conduzca a caídas adicionales en los precios de la vivienda y un ritmo más lento de recuperación en los balances bancarios. De ahí que el FMI insista en que la agenda de reformas sigue siendo "urgente". En concreto, anima al Gobierno español a impulsar una reforma laboral que permita descentralizar la negociación de los convenios, para que las empresas tengan más flexibilidad a la hora de pactar los salarios con sus empleados.

El FMI cree que los sindicatos deben abandonar las cláusulas de revisión salarial vinculadas a la inflación, porque es una "práctica inconsistente"con el funcionamiento de la unión monetaria y particularmente perjudicial en momentos de alto desempleo. Las indemnizaciones por despido deben reducirse para situarse al menos al nivel de la Unión Europea, y deberían estar mejor diseñadas para hacer más atractivas las contrataciones permanentes.

El FMI, por otra parte, también insta a España, a completar la reforma del sector financiero, y a avanzar en la consolidación fiscal. El organismo considera "alcanzable"el objetivo de un déficit del 6 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) para este año, pero alerta de que si los riesgos a corto plazo se materializan, podrían ser necesarias "medidas adicionales".

Considera que el principal riesgo para este año es que varios de los Gobiernos autonómicos puedan nuevamente incumplir sus objetivos de déficit. "Todos los niveles de la administración deberían de cumplir con sus compromisos", destaca el informe publicado hoy.