Dos meses de «blindaje» dudas descontento y ni una sola multa

El Plan del Centro, que restringe a 45 minutos la estancia en el casco antiguo para vehículos no acreditados, lleva ya más de dos meses operativo, después de que, tras un período de adaptación e información, el 17 de diciembre se decretara su inicio. Dos meses de aplicación con dos lecturas diametralmente opuestas

Paneles explicativos complementan a las cámaras de captación en la regulación de los accesos al centro
Paneles explicativos complementan a las cámaras de captación en la regulación de los accesos al centro

Por un lado, la visión triunfalista del Ayuntamiento y, en particular, del delegado de Movilidad, Francisco Fernández; por el otro, las quejas y críticas de vecinos, comerciantes y numerosos colectivos afectados. Y, en medio de esta confrontación, una infinidad de dudas sobre el sistema de captación, los efectos de la medida y, sobre todo, una gran incógnita sin resolver: ¿qué hay de las multas?

Sanciones «invisibles»
Para la Policía Local, que a día de hoy no se haya visto ni una sola multa es la demostración fehaciente de que el sistema «es una farsa» y no cumple sus funciones. «Sólo hay una razón para que el Ayuntamiento no dé datos sobre las multas y es que no las hay», declara a LA RAZÓN de Sevilla Luis del Val, portavoz del Sindicato de Policías Municipales. Lamenta que «no se contara con ellos» para la puesta en marcha del mismo y cree que la medida va camino de tener igual operatividad que las cámaras del carril bus de la Ronda, «con las que se gastaron un dineral para nada».

Los parkings no funcionan
Además, el Sppme se atreve a denunciar fallos graves en el sistema constatados por los agentes. «Hemos detectado que los lectores de placa de algunos parkings no funcionan y dan matrículas que no son», señala Del Val. ¿Sirve la ausencia de datos públicos sobre las multas para enmascarar que el sistema no funciona?

Calles sin cámaras
Otro «coladero» del Plan son los «puntos ciegos» del callejero, vías de acceso y salida al centro no regulados por cámaras. Es el caso de la calle Pascual de Gayangos o Resolana con Vib Arrangel. Movilidad resta importancia a esta situación y considera mínimo el porcentaje de quienes la practican, pero representan una nueva falla del sistema.

Una medida ante el juez
La demanda interpuesta por numerosas asociaciones vecinales del casco antiguo sigue adelante. Los residentes consideran que se incumplen derechos fundamentales recogidos en la Constitución, como el artículo 19: «Los españoles tienen derecho a elegir libremente su residencia y a circular por el territorio nacional». Aunque los juzgados rechazaron la suspensión cautelar, han admitido la demanda. El texto no va huérfano de adhesiones. Más de mil firmas lo apoyan y varios colegios oficiales de la ciudad, así como los empresarios de la CES y la Cámara, se suman.

¿Con las horas contadas?
«Revocaré el Plan si soy alcalde». Lo ha dicho en repetidas ocasiones Juan Ignacio Zoido, candidato del PP a la Alcaldía y, según las encuestas, el mejor posicionado para presidir el Gobierno de la ciudad el día 22 de mayo. Si Zoido gana finalmente y cumple su palabra, el «blindaje» habrá durado apenas medio año. Sin embargo, el Ayuntamiento no da credibilidad al popular. Francisco Fernández aseguró el pasado jueves que, «gobierne quien gobierne, el Plan seguirá vigente».