Miguel del Toro: «España superará la crisis cuando concluya la reforma financiera»

«El plan nacional de ajustes que está haciendo el Gobierno no tiene precedente histórico», afirma

MURCIA- Hoy será reelegido como máximo mandatario de los empresarios murcianos después de diez años al frente de la Croem. Asegura que tenía decidido abandonar el cargo después de una década, pero concurrieron dos circunstancias que le hicieron ver que su periplo debía ser más dilatado. Por una parte, la permanencia de una crisis económica que se ha convertido en el principal quebradero de cabeza para los empresarios y generadores de empleo y, por otra, la solicitud unánime que recibió en la última reunión de los órganos de gobierno de la patronal para que continuara. Como reto para el futuro se propone defender hasta el último hálito de aliento los intereses de la Región de Murcia y prolongar su mandato tomando como ejes de actuación dos aspectos fundamentales: La cohesión interna y la unidad de criterio

-¿Cuáles son los principales detonantes que han incidido para que usted vuelva a optar a la presidencia de la patronal regional?
-El principal detonante es la crisis, no hay otra cuestión porque ya dije hace tiempo que diez años eran suficientes para tener esta representación. Por eso, mi intención inicial no era otra más que cumplir mi compromiso de diez años, pero debo decir que en la reunión de los órganos de gobierno de febrero me pidieron por unanimidad que continuara, aunque entendían que mi plazo como representante de esta casa era importante, también sostenían que el momento no era el más adecuado.

-¿Qué retos considera que van a ser los principales a los que va a tener que hacer frente durante su próximo mandato?
-Tenemos un único, peremne e imperecedero programa que es defender los intereses generales de los empresarios de la Región desde ese gran patrimonio que tenemos y debemos de seguir cuidando. Este será el objetivo principal, pero dentro de él existen otros muchos como seguir reivindicando a ultranza una serie de cuestiones que serán las que permitan la consecución de estos objetivos como tener unas infraestructuras que nos equiparen al resto de comunidades como las vecinas con las que tenemos que competir. Me refiero a la autovía del Altiplano para unir Murcia con Valencia, la llegada del AVE, la recuperación de Lorca porque tuvimos la desgracia con ella y exigimos una solución definitiva porque lo único importante es cumplir las promesas realizadas, la consecución de un pacto de Estado entre los partidos para que se pueda aplicar el sentido común y existan transferencias de aguas a las cuencas excedentarias a las deficitarias. Además, pediremos una mejor financiación y el restablecimiento del crédito porque resulta indispensable para el crecimiento empresarial.

 ¿Qué impedimentos tiene que hacer frente en la actualidad un empresario medio de la Región para poner en marcha su negocio y poder crear empleo?
-Lo que ha sucedido hasta la fecha no tiene nombre porque los empresarios hemos estado reivindicando recientemente nuestros problemas como son la morosidad, la financiación, la falta de consumo, la escasez de la economía productiva y, a pesar de ello, estamos en la misma situación. Es cierto que el Gobierno actual ha puesto en marcha un plan nacional de reformas que no tiene precedente, pero el problema es que deberían estar en marcha desde hace tres años para habernos ahorrado mucha pérdida de empresas y mucha miseria.

-¿Considera que el Plan de Reequilibrio regional sienta las bases para que Murcia logre en el corto plazo el despegue económico?
-Los empresarios asumimos la necesidad de este plan, aunque pensamos que llega tarde al igual que el nacional, pero son bienvenidos. Eso sí, pensamos que hay que incentivar más la inversión productiva y adelgazar la administración pública y su gasto corriente. Este plan permite afrontar el pago a proveedores, pero se ha convertido en la tabla de salvación de los empresarios en una situación límite y desesperada. Piense que en los últimos cuatro años ha desaparecido más del veinte por ciento de la masa empresarial de la Región de Murcia.

-¿Qué situaciones debería evitar la administración y en qué errores no volver a incurrir para que al cabo de los años no nos veamos otra vez en el mismo punto?
-Lo primero es tener sentido común y conocer los presupuestos reales para evitar duplicidades y gastos ridículos, pero por encima de todo esto recuperar el rigor presupuestario que se tuvo antes del estallido de la crisis.

-¿Hasta qué punto pueden incidir en el desarrollo regional los proyectos estratégicos de la Comunidad?
-Si sale todo estaríamos en una situación magnífica porque estaríamos en igualdad de condiciones con el resto de regiones en materias como infraestructuras y polos de atracción de ocio para el parque Paramount.

-¿Cuándo veremos la luz al final del túnel en clave económica?
-En este ámbito resulta muy importante el plan nacional de reformas que va a concluir el mes que viene el Gobierno de España porque es fundamental. Pero por encima de todas, este país no despegará hasta que la reforma del sistema financiero no se encuentre totalmente finiquitada porque como no haya dinero no vamos a progresar. Se necesita dinero para financiar los grandes proyectos de los empresarios, a partir de ahí, el crecimiento llegará.

 

Mirada hacia el futuro
Solidaridad para superar la crisis
Miguel Del Toro Soto nació en 1958 y 17 años después inició su vida laboral como topógrafo dentro de la empresa «Entrecanales y Távola S.A.». Pronto comenzó a asumir cargos de responsabilidad hasta convertirse en uno de los empresarios más notorios de la zona del Levante español. Padre de dos hijos, asegura que la situación actual es una de las más complejas a las que ha tenido que hacer frente desde el plano laboral y, a las puertas de un nuevo mandato como mandamás de la Croem, solicita que toda la sociedad se implique, desde la generosidad y la solidaridad, para superar una crisis que puede quitar la sonrisa, pero no merma la capacidad de ingenio.