Sanidad pide precaución ante un verano especialmente caluroso

Sanidad recomienda beber agua con frecuencia, evitar los esfuerzos físicos y usar ropa ligera para evitar golpes de calor.

El Ministerio de Sanidad ha pedido precaución ante un verano que llega cargado de "bastante calor", ha advertido hoy el presidente de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Ricardo García, porque se registrarán temperaturas más altas que la media de los últimos años, de entre uno y dos grados.

La ministra Trinidad Jiménez ha presentado la ya tradicional campaña que frente a las altas temperaturas desarrolla su departamento, acompañada por los meteorólogos Albert Barniol (TVE), Florenci Rey (Cuatro), Miriam Santamaría (La Sexta), Roberto Brasero (Antena 3) y el presidente de la Aemet.

Beber agua frecuentemente, protegerse de la exposición directa al sol, evitar los esfuerzos físicos en las horas de más calor o utilizar ropa ligera y transpirable son algunos de los consejos que evitarían los golpes de calor, las deshidrataciones e incluso algunos fallecimientos que suelen producirse en estas fechas.

Los servicios sanitarios de las Comunidades Autónomas comunicaron un total de seis muertes (cuatro hombres, una mujer y un niño) durante el verano de 2009 atribuibles a golpes de calor.

Por tercer año consecutivo, los ciudadanos pueden suscribirse a través de la web del Ministerio para recibir en su correo electrónico y su móvil las predicciones de temperaturas.

El Plan nacional de actuaciones preventivas de los efectos del exceso de temperaturas sobre la salud, que comenzó el 1 de junio y permanecerá activo hasta el 15 de septiembre, tiene como finalidad proteger especialmente a poblaciones de riesgo como ancianos, niños, enfermos crónicos o trabajadores al aire libre.

Jiménez ha recordado que se basa en las predicciones que realiza la Aemet, que pueden hacerse hasta con cinco días de antelación. Dependiendo de las temperaturas umbral de cada provincia, se activan los diferentes niveles de alerta, que conllevan un conjunto de actuaciones preventivas y asistenciales.

El nivel 0 (verde), de ausencia de riesgo, se da cuando en los siguientes cinco días no se prevé que se superen en ningún momento esas temperaturas y el nivel 1 (amarillo), de bajo riesgo, implica que se esperan de 1 a 2 días con grados que superan los umbrales.

El nivel 2 (naranja), de riesgo medio, se produce cuando se anuncian de 3 a 4 días con temperaturas por encima de los umbrales, y el nivel 3 (rojo), de alto riesgo, se activa cuando se prevé que lo hagan en cada uno de los cinco días siguientes.

El verano pasado no se activó en ninguna ocasión el nivel de alerta rojo, aunque sí se registraron 10 naranjas en las provincias de Albacete (1), Girona (3), Murcia (2) y Santa Cruz de Tenerife (4). Zaragoza fue la provincia que alcanzó un mayor número de niveles de alerta, con 16 amarillos en total.