Una feria llena de altibajos ganaderos

Una treintena de ganaderías se anuncian durante el próximo mes en Madrid, aunque la baja más siginificativa será la de Victorino, que lleva lidiando desde hace 17 años consecutivos.

186 toros se lidiarán en la Monumental de Las Ventas en este mes de festejos
186 toros se lidiarán en la Monumental de Las Ventas en este mes de festejos

Treinta y tres días de toros y treinta ganaderías. Desde el seis de mayo hasta el seis de junio más de 186 astados saltarán al ruedo de la Monumental de Las Ventas para justificar su condición de bravo y, por qué no, posibilitar el triunfo a alguna figura o a algún modesto necesitado de ser descubierto en el escaparte taurino más grande, más importante y con más relieve del mundo.Desde Salvador Domecq, que abrirá la «isidrada» esta misma tarde, hasta Fermín Bohórquez, que cerrará la Feria del Aniversario con un festejo de rejones, Madrid será el centro neurálgico del toreo en un tiempo en el que la tauromaquia está necesitada de que pasen cosas.Los dos ciclos (San Isidro y Aniversario) suman un total de treinta y tres festejos, que se celebrarán sin solución de continuidad y que se desglosa en veinticuatro corridas de toros, tres novilladas y cuatro festejos de rejones. Entre los espectáculos mayores existe un claro predominio de los toros conocidos mayormente como comerciales en detrimento del torismo tan cantado de Madrid, representado en esta edición por seis divisas que atraviesan diferentes momentos. Las ganaderías abanderadas del «torismo» este año serán las de Palha, que deberá resarcirse del fracaso de Sevilla, y Adolfo Martín, que cerrará el ciclo isidril el 29 de mayo con una corrida de toros que lidiarán El Fundi, Rafaelillo y el salmantino Javier Valverde. Aparte, también saltarán al ruedo venteño los toros de Celestino Cuadri, vacada que supone toda una incógnita por cuanto se desconoce el juego que pueden llegar a dar; Samuel Flores, que el año pasado no dio el juego esperado y esta temporada deberá remontar el vuelo y colocarse en el lugar que en su día ocupó; Dolores Aguirre, que vuelve a Las Ventas tras un año de ausencia, y Baltasar Ibán, ganadería emblemática donde las haya que puede dar alguna sorpresa a los diestros.Entre el amplio elenco ganadero que da forma a San Isidro y la Feria del Aniversario hay varias ausencias destacadas como son las de Fuente Ymbro, José Escolar, Miura, Cebada Gago y, sobre todo, Victorino Martín, que llevaba lidiando en Madrid desde hacía 17 años ininterrumpidos. La baja del ganadero de Galapagar, la de José Escolar y la de Cebada Gago son las más sentidas puesto que constituyen tres hierros muy del agrado de la afición capitalina. Bien es cierto que el año pasado Cebada Gago supuso una gran decepción desde por la mañana puesto que no se llegó a lidiar la corrida completa, pero sus toros siempre han sido muy esperados y deseados, como esperados y deseados eran los santacolomas de Escolar, que el año pasado lidió una sensacional corrida de toros que no fue aprovechada por la terna y que este año se esperada con gran expectación.De todas las ganaderías anunciadas, sólo dos lidiarán dos tardes, una en el ciclo de mayo y otra en la de junio. Una de ellas será Núñez del Cuvillo, cuyos toros, una vez más han sido elegidos por las figuras para ser lidiados en tan importante escenario. La Comunidad de Madrid ha apostado un año más por el hierro gaditano para la corrida de Beneficencia así, será el tercer año que lidie esta ganadería en el que es el festejo más importante del calendario taurino, lo cual supone «más responsabilidad si cabe porque es una tarde muy importante para mí y más con el cartel que es. No me quiero ni imaginar qué pasaría en esa plaza si le embiste un toro a Morante», dice Álvaro Núñez. Al igual que en años anteriores los dos encierros «vienen muy serios, si bien es cierto que el del primer día tiene más cara, la otra no me disgusta en absoluto y sé que no van a tener problemas en el reconocimento», explica el ganadero. También hará doblete en la feria Juan Pedro Domecq, aunque lo hará con dos ganaderías diferentes: la que lleva su nombre y Parladé, el otro hierro de la casa. De las dos divisas que tiene Juan Pedro, ninguna dio un juego especialmente brillante el año pasado, pero sí posibilitó que Morante de la Puebla hiciese historia la tarde del 21 de mayo junto al toro «Alboroto» y el sevillano Daniel Luque se diese a conocer en la Corrida de la Prensa una semana después. No es una ganadería que lidie encierros de bandera, pero sí deja la puerta abierta a que algún «toro artista» permita que sucedan cosas.Este año sólo estará una tarde en Madrid y no tres como la temporada pasada, es el madrileño Victoriano del Río, que explica este hecho aduciendo razones empresariales puesto que «les venía bien que lidiase una en el Aniversario y la otra, con el hierro de Cortés, fuera del abono, que ya será anunciada». La pasada «isidrada» volvió a triunfar, y lo hizo a lo grande, en concreto, con el encierro que lidió el 5 junio, día de la despedida de Esplá. Aquella tarde el alicantino le cortó las dos orejas con mucha fuerza a un toro colorado que rebasaba los seiscientos kilos, que fue premiado con la vuelta al ruedo y que, durante tiempo, se habló de si era un toro de indulto o no. Para el ganadero «si ese toro no era de indulto yo no sé cuál lo es, ese toro tuvo todas las virtudes y las papeletas para ser indultado», dice Del Río. Este año sólo irá a una tarde, pero lo hará con la categoría que se ha ganado a lo largo de estos años en los que ha triunfado año sí, año también. De ahí que haya sido el hierro escogido por José Tomás para regresar a Madrid, aunque todavía sigue convaleciente de su gravísima cornada sufrida en México. «El hecho de que sea José Tomás el que elija mi ganadería para ir a Madrid me enorgullece muchísimo, no todos los ganaderos pueden decir algo así», sentencia el criador de reses bravas de Guadalix. El resto del abono madrileño estará conformado por algunas ganaderías cuya inclusión en Madrid no está justificada, a tenor de los resultados obtenidos en los años anteriores y otras que pueden dar que hablar.Por otra parte, el serial estará compuesto por tres novilladas picadas, que se celebrarán como todos los años los lunes de cada semana. La única ganadería que repite con respecto a años anteriores es la de Guadaira, que el San Isidro pasado lidió un encierro complicado y correoso que más de un apuro hizo pasar a los novilleros. Como novedad está la inclusión de los hierros de Joaquín Moreno Silva, ganadería que vende cara su vida y es muy del gusto de la afición venteña, y Carmen Segovia, que será la primera novillada de la feria. En cuanto a los festejos de rejones, se anuncian cuatro festejos, uno de ellos fuera de abono, y su principal característica es que de las cuatro ganaderías anunciadas, tres tienen procedencia Murube, algo habitual en las corridas del arte del rejoneo. Los hierros elegidos han sido los de Luis Terrón, Flores Tassara, Los Espartales y Fermín Bohórquez, que cerrará los treinta y tres largos días. Un mes de toros en Madrid.