La luz de Judy Garland

Natalia Dicenta interpreta a la diva en el ocaso de su vida en «Al final del arcoiris»

Dicenta y Miguel Rellán, protagonistas de la función
Dicenta y Miguel Rellán, protagonistas de la función

«Al final del arcoiris» hay mucha luz, asegura Natalia Dicenta jugando con la metáfora del título de esta función, que a su vez rememora uno de los temás más famosos de la larga carrera de Judy Garland, «Somewhere over the rainbow», que interpretó en «El mago de Oz». Así pues, aunque la trama aborde los últimos días de la diva, no se trata de una pieza lúgubre: «Todo lo contrario, tiene mucha alegría y humor. Era una señora a la que el público le pedía que contara historias porque era muy divertida. La gente la veneraba», cuenta Dicenta con voz enérgica. La actriz quiere despejar la sombra del morbo que planea sobre una mujer encadenada al «show business» desde la adolescencia, que coleccionó maridos (cinco) y adicciones.


El pianista fiel
El envoltorio es un musical de pequeño formato: «Es un concierto con partes habladas, un homenaje a su vida», apostilla la protagonista. Nos situamos en Londres, en 1968, cuando la estrella estuvo cinco meses seguidos en cartel ofreciendo recitales. Durante ese tiempo se alojó en el Hotel Ritz junto a su quinto marido. «La maestría del autor nos permite conocer sus momentos vitales y también sus grandes actuaciones». Para darle mayor verosimilitud al relato, el dramaturgo se permite crear un personaje, el del pianista fiel, interpretado por Miguel Rellán, «que ejerce de Pepito Grillo y de consejero y amigo, pero que tiene la gran limitación de ser un empleado», comenta el actor, a quien esta figura le recuerda un poco a los eternos acompañantes de las folclóricas.

El reto para Dicenta es doble, pues además de interpretar a un personaje de carne y hueso también tiene que poner voz a los temas que ella misma interpretó. Prefiere no pensarlo: «No me ha dado tiempo a plantearme esas cosas, estoy concentrada en poner en escena mis talentos y habilidades, esos que he cultivado con clases de canto y danza desde pequeñita, cuando veía los musicales en la segunda cadena».

Además de conocer el envés de uno de los grandes mitos musicales del siglo XX, la función nos permitirá profundizar en la dramaturgia del autor británico Peter Quilter, de quien también puede verse en Madrid «Glorious». El elenco, después de semanas de ensayo, alaba su dominio de la carpintería teatral y le define como «un creador de artefactos dramáticos de primera categoría». Vive en Canarias, así que asistirá al estreno.



Dónde: T. Marquina.
Cuándo: de martes a jueves, 20 h. viernes y sábado, 19 y 22.30h, domingo, 19 h.
Cuánto:de 20 a 25 euros.