Barroso propone desbloquear fondos de la UE para salvar a Grecia

El presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, ha propuesto hoy facilitar a Grecia el acceso a fondos comunitarios ya existentes para incentivar el crecimiento económico del país y luchar contra el desempleo.

Barroso tiene previsto presentar la idea a los líderes de los Veintisiete en la reunión que celebrarán el jueves y el viernes en Bruselas.

"Grecia tiene potencial para acceder a una cantidad significativa de fondos europeos dentro de la política de cohesión", ha explicado en una rueda de prensa el presidente del Ejecutivo comunitario.

Barroso cree que Europa debe "encontrar fórmulas para acelerar"la entrega de ese dinero y permitir que "Grecia obtenga el beneficio ahora".

La propuesta de la CE busca complementar con incentivos los exigentes ajustes a los que el rescate económico de la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) obligan al país.
"Es muy importantes que vinculemos los esfuerzos de consolidación (...) a un apoyo activo para que Grecia genere crecimiento", ha explicado Barroso.

Dado que algunas de estas iniciativas necesitarían la revisión de ciertos reglamentos comunitarios, la Comisión buscará el apoyo de los estados miembros para poder avanzar en la cumbre comunitaria de esta semana.

Así, Barroso va a pedir al Consejo Europeo del jueves y el viernes discutir qué puede hacer la UE para ayudar a Grecia, "más allá de sus esfuerzos de consolidación fiscal, para aumentar su competitividad y atacar el problema del paro".

Junto a las ayudas europeas, Bruselas quiere también ofrecer a Atenas asesoramiento técnico y programas concretos que permitan reactivar la economía.

Grecia ha dejado pasar importantes cantidades de dinero europeo al no tener capacidad la capacidad de cofinanciación requerida en muchos proyectos.

Al mismo tiempo, Barroso volvió a hacer un llamamiento a los partidos políticos griegos para que muestren una actitud constructiva y aprueben el nuevo programa de ajustes negociado por el Gobierno con sus socios internacionales.

"Grecia vive un momento extremadamente crítico, extremadamente excepcional y requiere de todos. Los partidos de la oposición tienen también una responsabilidad", ha subrayado.
Barroso ha insistido además en que "no hay alternativa"ni "plan b"en caso de que el Parlamento griego rechacé el plan de ajustes y privatizaciones.

"Grecia debe decir claramente si quiere o no el programa de apoyo que han negociado con el FMI y la UE y por eso debe haber una decisión clara del Parlamento griego", ha dicho.