El PP acusa a Duran de excluyente

Unió se reunirá en breve con el PSC para abordar el pacto fiscal

BARCELONA- Desde hace meses, Alicia Sánchez-Camacho disputa a Josep Antoni Duran Lleida el rol de interlocutora catalana ante el Gobierno. El portavoz de CiU en el Congreso ha visto amenazado su clásico papel por la hiperactividad de la presidenta del PP catalán, que se ha reunido con prácticamente todo el Gobierno, incluido el presidente, para tratar cuestiones como la financiación catalana. A Duran le conviene recuperar protagonismo y, en parte por eso, lanzó un llamamiento al PSC durante el congreso para mantener conversaciones bilaterales sobre el pacto fiscal. A Sánchez-Camacho no le ha gustado la estrategia del líder de Unió, ya que le parece una forma de excluir al PP. «Duran se equivoca al pedir un pacto con los perdedores y los culpables de la crisis en Cataluña y España», dijo la dirigente popular.
En cambio, el PSC se mostró encantado de que Unió haya colocado a su partido en el terreno de juego. El primer secretario del PSC, Pere Navarro, celebró en este sentido «el tono y el fondo» de la llamado al pacto de Duran. La reunión entre ambos podría tener lugar este mismo viernes.
Sánchez-Camacho cree que Unió Democràtica comete un error no contando con el PP catalán, a quien su presidenta atribuye el papel de interlocutor privilegiado del Gobierno. Pero no es lo único que irrita a Sánchez-Camacho, que también ha comprobado la incapacidad de los socialcristianos de desvincularse del debate soberanista.
«Unió ha fracaso este fin de semana», dijo la presidenta del PP catalán en alusión a su congreso. «Duran es prisionero de su alianza con CDC, ha cada vez más seguidismo de la política soberanista de Artur Mas, y Duran y UDC son incapaaces de de frenar la deriva independentista», reflexionó.

Cambio de alianzas
El nuevo comité de gobierno de Unió Democràtica se reunió ayer y analizó el rumbo de la legislatura. Su secretario general, Josep Maria Pelegrí, constató que el mandato se inició con un apoyo claro de CiU en el PP, pero añadió que esta alianza se está «debilitando», así que no descartó un cambio de socios.
De hecho, dirigentes del Govern como el portavoz, Francesc Homs, han manifestado que «cada vez va se hace más evidente que resulta inevitable un entendimiento» entra CiU y ERC. Precisamente, Unió trata de evitar esta alianza porque los republicanos y los socialcristianos nunca han estado muy bien avenidos. De ahí el interés de Duran por abrir vías de diálogo con los socialistas.