Los aliados buscan la Defensa más barata

La Razón
La RazónLa Razón

Madrid- «No va a haber grandes deciciones, será más el primer paso de una nueva filosofía para la OTAN». Así resumía ayer un miembro de la delegación española en la cumbre de la Alianza una jornada, la de ayer, centrada en la supervivencia económica de la misma. Rasmussen, secretario general de la OTAN, lleva meses mascando y haciendo mascar a los aliados el concepto de «Smart Defense» (Defensa inteligente, o pragmática, más bien) ante la crisis económica que padece el planeta, con la intención de «hacer más con menos». La posición de Estados Unidos ha variado y ahora mira más hacia el Pacífico y menos hacia el origen de la existencia de la OTAN: un bloque soviético que ya no existe.

La misión de Libia fue la constatación de que Europa no tenía las suficientes capacidades militares como para sobrevivir sin Estados Unidos, y éste ya ha dado un «toque de atención» a sus socios trasatlánticos para que se valgan por sí mismos. De la necesidad de uno (Washington) y de otros (Europa) surge el concepto de la «Smart Defense». Evitar que los aliados se gasten el dinero que no tienen en capacidades que pueden aportar otros aliados. Es decir, si un país no tiene fuerza aérea, el resto puede vigilar su espacio aéreo por turnos y que éste aporte una capacidad, por ejemplo, sanitaria.

Este nuevo Paquete de Defensa (que incluye también el escudo antimisiles y la vigilancia terrestre) es el que se discutió principalmente ayer en las reuniones de Chicago. España acude con la mejor de las disposiciones, el ánimo de volver a ser el socio fiable que un día fuimos, pero con la cartera prácticamente vacía. Así, un miembro de la delegación española aseguraba ayer a este periódico que «vamos a mirar con lupa todo lo que sea poner dinero», tanto en Afganistán, para el que la Alianza nos ha pedido 30 millones de dólares anuales, como en el nuevo Paquete de Defensa, en el que aún no hay nada definido.

Lo que sí descartaron las fuentes consultadas es que España vaya a negociar nada con Estados Unidos respecto al escudo antimisiles, que tendrá uno de sus vértices en Rota, durante la cumbre. «Eso se tratará en una bilateral posterior», subrayaron. Hoy, el día estará dedicado a Afganistán post-2014. España podría ofrecer 300 soldados.