El presidente deja en manos de las autonomías la continuidad de la Fiesta

«Las autonomías son competentes en la regulación de las fiestas populares». Con esta declaración de principios, el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, intentó ayer zanjar la polémica surgida en torno a la decisión del Parlament catalán de prohibir a partir de 2012 las corridas de toros en esta comunidad. Es decir, el Ejecutivo respetará la voluntad que exprese cada autonomía sobre la continuidad o no de la Fiesta Nacional en su territorio.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante la rueda de prensa que ofreció al término de la reunión del Consejo de Ministros
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante la rueda de prensa que ofreció al término de la reunión del Consejo de Ministros

En este escenario, el jefe del Gobierno no respaldará la iniciativa que lleve el Partido Popular al Congreso de los Diputados en defensa de la Fiesta Nacional. El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha anunciado su intención de presentar en la Cámara Baja una iniciativa para que el Gobierno apruebe una ley en la que se declare a los toros «Bien cultural». De esta manera, se impediría al Parlament imponer su veto.

 

Sin embargo, Zapatero dejó ayer claro que su Gabinete «no hará de esta cuestión un elemento de politización». Y es que no está dispuesto a que se use este debate como arma arrojadiza en la contienda política.

 

Previamente, el presidente, que compareció ante la prensa para realizar balance del curso político que concluye, aseguró compartir con José Montilla su opinión sobre el veto impuesto por el Parlament a la Fiesta Nacional. «A mi no me gusta que se prohiba». No obstante, expresó su respeto, «como no puede ser de otra manera», hacia las distintas opiniones y posturas defendidas en este debate. Eso sí, lanzó un aviso a los populares, sin citarlos, contra los perjuicios perversos de politizarlo. «Hay que ser prudentes y responsables. En política no todo vale», avisó. Acto seguido, insistió en que «se puede discrepar de la decisión del Parlament, pero no se debe politizar».

 

Chaves diseña la «hoja de ruta» del EstatutEl vicepresidente tercero, Manuel Chaves, ha recibido el encargo del presidente de explorar las fórmulas adecuadas y trazar la «hoja de ruta» para recuperar el pacto estatutario previo a la sentencia del Constitucional. Para ello, Chaves intensificará en los próximos días sus contactos con la Generalitat para evaluar los pasos a dar. Mientras, Zapatero restó ayer importancia a las encuestas que reflejan, por primera vez, una derrota del PSOE en las elecciones generales en Cataluña.