Estudian excluir de la Unidad de Emergencias a los bomberos que no fueron a Valencia

La Comunidad de Madrid estudia excluir de la Unidad de Emergencias y Respuesta Inmediata (ERICAM) a los bomberos que, tras ser activados, no acudieron a Valencia para participar en la extinción de los incendios forestales, "faltando a su compromiso voluntario y solidario".

La Comunidad de Madrid envió el pasado domingo a Valencia un equipo de 22 profesionales en la lucha contra incendios para colaborar en la extinción de los fuegos originados en los municipios valencianos de Cortes de Pallás y Andilla, además de una máquina pesada, dos bombas pesadas y un helicóptero.

Un portavoz de Comisiones Obreras en los Bomberos de la Comunidad de Madrid, Manuel Ariza, denunció en ese momento que ese equipo estaba integrado por dos retenes de una empresa privada, "sin que vaya ningún empleado público del Cuerpo de Bomberos".

Los bomberos de la Comunidad decidieron no ir a Valencia debido a la protesta que llevan a cabo desde el paso día 15, que consiste en no hacer horas extras voluntarias para denunciar el "menosprecio"que sufren por parte de la Comunidad de Madrid y que se cumplan los acuerdos firmados, según precisó el portavoz sindical.

La Consejería de Presidencia y Justicia ha informado hoy, en un comunicado, de que cuando el operativo se dispuso a salir de la sede que tiene en Las Rozas, "alguno de los presentes no quiso marchar con el dispositivo, incumpliendo su compromiso inicial", por lo que fueron sustituidos por miembros de los retenes forestales que colaboran habitualmente en la lucha contra incendios.

La Consejería ha precisado que la adscripción a ERICAM es "voluntaria"pero "supone un compromiso para activarse en cualquier momento de catástrofe", como ya se hizo en Haití y el terremoto de Lorca (Murcia).

De hecho se establecen guardias entre los miembros de la unidad para que se pueda cubrir su jornada laboral en Madrid y no les afecte a temas propios como vacaciones.

En este caso, Valencia es el peor incendio en los últimos años de España y precisamente los profesionales más solicitados en las labores de ayuda eran los bomberos, según ha destacado la Consejería, que ha subrayado que ERICAM tiene la certificación de la ONU como servicio de emergencia de calidad, capaz de activarse en menos de cuatro horas.

Por este motivo, la Comunidad de Madrid "debe velar por mantener los parámetros de la excelencia de la misma, independientemente de los profesionales que lo configuren", ha señalado la Consejería, que ha recordado que "además, era la primera vez en 14 meses que se activaba esta unidad".

A pesar de los problemas existentes con el personal activado, la Comunidad de Madrid respondió a la petición de Valencia, donde ya trabajan 32 profesionales madrileños en la lucha contra el fuego, 12 vehículos y se han enviado dos helicópteros para labores de extinción.

La consejera de Presidencia y Justicia ha aclarado hoy, durante un acto con el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que a los bomberos que no fueron a Valencia no se les puede abrir un expediente porque la pertenencia a ERICAM "no es una relación laboral"y "no tiene nada que ver con el trabajo o la relación de los funcionarios con la Comunidad".

No obstante ha destacado que esos profesionales "habían asumido voluntariamente un compromiso que no han cumplido, por lo que serán ellos los que tengan que responder por eso".

Ha precisado que el dispositivo que ha enviado la Comunidad de Madrid a Valencia está integrado por personal las brigadas forestales que el Ejecutivo regional contrata en verano a empresas privadas.

La consejera ha dado el pésame a la familia del piloto de helicóptero que falleció ayer durante la extinción de los incendios, y ha expresado su solidaridad con la situación que vive la comunidad valenciana.