Esteban Parro: «No le deseo el paro ni a Zapatero»

Con firma propia. Profesión: alcalde de Móstoles y profesor de Instituto. Nació: en 1951, en Almorox (Toledo). Por qué está aquí: ha creado el primer restaurante municipal de Europa para desempleados y se presenta a la reelección.

Esteban Parro: «No le deseo el paro ni a Zapatero»
Esteban Parro: «No le deseo el paro ni a Zapatero»

–Creó el primer restaurante municipal para desempleados...
–Fue una iniciativa que apoyaron los ciudadanos. Ellos son los voluntarios que sirven las comidas y los que donan alimentos y dinero.

–Ha recibido el premio «Solidaridad» de manos de Rajoy. ¿Ve mucha solidaridad con los parados en toda España?
–No demasiada. La austeridad debería ser el primer objetivo de los políticos.

–El paro es mala cosa. ¿Se lo desea usted a alguien?
–No, a nadie. Ni a Zapatero. Me gustaría que, después de perder la Moncloa, se presentara a alcalde de Móstoles. ¡Qué gustazo sería ganarle!

–Por cierto, ¿ha comido en el restaurante municipal?
–Sí, para estar con los voluntarios. Se come bien.

–¿Cree que los grandes chefs madrileños deberían colaborar y un día a la semana o así dar una alegría a los parados?
–Gran idea. Desde su periódico les invito a cocinar en el restaurante. Sería bueno para quitarle sambenitos: no es un comedor de caridad. Y le daría alegría, como dice usted.

–Juan Soler, candidato a la alcaldía de Getafe, ha dicho que si es elegido subastará el Audi A8 de Pedro Castro. ¿Eso es populismo?
–No: habla de la necesidad de acabar con los excesos. Al parado le molesta ver a su alcalde en Audi, y con razón.

–Se presenta por tercera vez. ¿También los alcaldes deberían limitar sus mandatos?
–Sí, a dos o tres. Yo no voy a presentarme más, seguro.

–Manuel Pizarro: «El paro lastra cualquier acuerdo sobre pensiones». ¿A usted qué se le ocurre para aliviar el paro, comedores aparte?
–Que los bancos entiendan que pueden cerrar si esto no se arregla: si no hay trabajo, no sobrevivirán. Sin crédito no hay empleo.

–La receta de Angela Merkel: «No gastar más de lo que se gana».
–De acuerdo. El Gobierno ha derrochado. Las comunidades son las que más tiran. Y también los ayuntamientos tienen que entonar el mea culpa.

–¿Y qué se puede hacer para que cada semana no aparezca un alcalde acusado de corrupción?
–Aplicar la justicia con toda su fuerza. Pero a todos, ¿eh? Porque está claro que los alcaldes estamos en la diana y otros que tiran al blanco, no.

–Es del PP y destaca por su labor social. Parece de izquierdas...
–Soy de derechas, y a mucha honra. España ya no se divide en izquierdas y derechas, sino en buenos y malos.

–Y mediopensionistas...