La Ley permitirá anular una lista legal que incluya proetarras

PP y PSOE pactan la modificación de la Ley Electoral para evitar que EA cobije a Batasuna en las municipales

Otra vuelta de tuerca a la ley para aumentar el cerco a Batasuna. Esta vez en respuesta preventiva a ese acuerdo político entre Eusko Alkartasuna (EA) y los proetarras que amenaza con ser un embrión de una coalición electoral de cara a las próximas municipales. La vía para atajar la posibilidad de que los herederos de Batasuna se enmascaren en un lista legal pasa por modificar la Ley Electoral, y ajustar la de Partidos, según comunicaron ayer a la subcomisión parlamentaria electoral los portavoces del PSOE y del PP en esta materia, José María Benegas y José Antonio Bermúdez de Castro, respectivamente. Los dos principales partidos llevan semanas negociando con discreción la reforma normativa para evitar que Batasuna o cualquier partido ilegalizado pueda presentarse a las elecciones mediante subterfugios, incluso dentro de la candidatura de un partido legal, cuya lista, a partir del acuerdo alcanzado, podría ser anulada por dar cobijo a estos candidatos. En las conversaciones han participado el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el portavoz de Justicia e Interior del PP, Federico Trillo. Las minorías se pronunciarán sobre este acuerdo el miércoles, cuando se reúne la Comisión Constitucional para validar el informe completo de la subcomisión sobre la reforma electoral, y en el que se incluye también el consenso para recortar los gastos electorales de los partidos –para sumar a las minorías, PSOE y PP han renunciado a reducir las subvenciones por escaños y por envío de propaganda electoral.En relación a la política antiterrorista, la reforma acordada por los dos principales partidos facilitará que si un cargo electo de Batasuna o de sus fuerzas afines entra en una institución, sean ayuntamientos, diputaciones o Cortes Generales, será expulsado por la incompatibilidad de su acta con la pertenencia a una agrupación, federación, coalición o partido declarado ilegal.También amplía el plazo para anular candidaturas «contaminadas»: si antes el recurso había que interponerlo antes del comienzo oficial de la campaña electoral, ahora el plazo se alarga hasta prácticamente una semana antes de la jornada de los comicios. El cambio normativo retoca varios preceptos de la legislación electoral vigente, como el artículo 44, para ampliar a partidos políticos, a federaciones y a coaliciones la prohibición de presentación de candidaturas, hasta ahora sólo aplicable a las agrupaciones de electores.Según explica Bermúdez de Castro, se anularán aquellas listas en las que figuren personas que continúen la actividad de partidos ilegalizados, ya que serían esas listas las «instrumentalizadas». Y si esa instrumentalización por las fuerzas ilegalizadas se extendiera a las estructuras financieras o administrativas de un partido legal, entonces ese partido sería ilegalizado.Los integrantes de aquellas candidaturas objeto de recurso no podrán en ningún caso acceder al censo electoral. PSOE y PP dicen que con su nueva reforma legal se establecen las garantías necesarias para que «ETA-Batasuna» no pueda encontrar «recoveco alguno» para entrar en las instituciones democráticas.Único consenso, las víctimas- Los partidos políticos sellaron ayer en el Congreso el reconocimiento a las víctimas del terrorismo al presentar en la Cámara Baja la proposición de ley pactada por todos los grupos parlamentarios que, entre otras cosas, recoge una nueva tabla de indemnizaciones con efectos retroactivos hasta 1960. - La iniciativa persigue el objetivo de reforzar aún más la «memoria, dignidad, justicia y libertad» de las víctimas, según el portavoz del PSOE, José Antonio Alonso- Según la portavoz del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, el consenso es un mensaje a las víctimas para garantizarles que «estamos con ellas», al tiempo que deja «bien claro» a los terroristas que «estamos juntos» frente al terror y «no les queda otra cosa que rendirse y dejar las armas».