Libros

Roberto Torretta: «En la política veo muchos ochos»

Con firma propia. Profesión: diseñador. Nació: en 1950, en Buenos Aires. Por qué está aquí: hoy presenta su colección de primavera-verano en Cibeles Fashion Week.

Roberto Torretta: «En la política veo muchos ochos»
Roberto Torretta: «En la política veo muchos ochos»

–Su nueva colección primavera-verano parte del llamado uniforme urbano. ¿Ya existe o hay que crearlo?
–Existe. Yo le llamo moda minimalista de los 90. Hay una vuelta al minimalismo.

–¿Por la crisis?
–No, son evoluciones naturales. Me atrae el minimalismo porque no me gusta la ostentación. Los excesos me molestan. Prefiero la máxima imaginación con el mínimo coste.

–No sé yo si no acabaremos en cueros...
–Espero que sí, ja, ja, ja, porque trabajo muy bien el cuero. Es un material muy noble que gana con el tiempo.

–Las únicas que pierden son las vacas, dicen.
–Ése es un debate un poco hipócrita. ¿Vamos a dejar de comer carne? ¿Vamos a llevar todos zapatos de plástico, tan contaminante?

–Vuelven también, leo, las líneas puras. ¿Qué son las líneas puras?
–Las líneas rectas, las que no siguen los políticos. Deberían aprender minimalismo. En la política veo muchos ochos y poca pureza.

–¿Qué línea le recomienda a Rubalcaba para su campaña?
–Línea de retroceso: que se acuerde de lo que hizo en el Gobierno.

–¿Y a Rajoy?
–Línea recta total: directamente a la creación de empleo.

–Juega con la dualidad de lo masculino y de lo femenino. ¿Línea andrógina?
–Andrógina tirando a femenina. Me gustan las mujeres vestidas de hombre. No sé qué diría Freud de esto, pero me gusta, como a casi todos.

–Su hijo Charlie sale en Nueva York con una hija de la escritora Danielle Steel, autora de novelas románticas.
–No he leído ninguna de ella, no es un tipo de novela que me atraiga. Estaría bien tener una consuegra escritora, pero no creo que se casen.

–¿Ve futuro a la línea 15-M?
–Me interesó al principio, pero se ha convertido en un movimiento anarquista y de izquierdas. No me interesa la anarquía ni la izquierda. Yo nombraría a empresarios exitosos para llevar el país.

–¿Cómo habría que vestir a la deuda de España?
–De rojo y con minifalda, para que fuera atractiva a los mercados.

–¿Afectan a su creatividad las profecías apocalípticas?
–No. He decidido leer sólo los deportes para no avinagrarme la vida.

–Pues lo de Mou también tiene tela...