El juego más divertido de Veber

Cuándo: del 4 de julio al 5 de agosto. Dónde: Teatro Rialto. Madrid. Cuánto: 25 euros. Teléfono. 91 448 11 81.

Mirando sólo a la vida de esta producción, podríamos decir que «La cena de los idiotas» regresa a Madrid tras dos temporadas de éxito. Aunque cabe considerar los años de aplausos, de localidades agotadas que el texto del comediógrafo francés Francis Veber lleva por medio mundo, incluida una producción anterior en España que dirigió Paco Mir. La historia tiene los elementos de los mejores vodeviles: una velada en la que todo saldrá mal, un burgués protagonista y un invitado. Pero la premisa fue tan original y su estructura tan divertida que la obra de Veber se convirtió en un fenómeno, película incluida en 1998: un grupo de amigos se dedica a organizar una cena cada semana, encuentros a los que llevan siempre a un idiota selecto con el objeto de reírse de él sin que se entere y de competir entre sí por ver quién encuentra al más memorable.

El proyecto de Yuste
Y ahí arranca la historia: el protagonista, Carlos Bermúdez, editor de éxito en la versión española, tiene una nueva víctima. Lo que no sabe es que el elegido, Francisco Pignon, es un arma de destrucción masiva, un torpe tan ingenuo y bienintencionado como limitado de entendederas que, en una tarde para olvidar, derrumbará su mundo.
Josema Yuste, cada vez más lejos de su etapa en Martes y 13 y más instalado en su piel de actor, se enamoró de esta comedia y la montó, quedándose con el papel «serio» y dejando a otro la golosina: el de Pignon. Ese otro se llama Agustín Jiménez, cómico y monologuista convertido en rostro popular gracias a la televisión.
«El mundo iría mucho mejor con buena gente, aunque fueran menos brillantes y tuvieran menos carisma. Esta comedia habla de eso en parte», resume en sus notas Yuste, autor también de la versión. Y recuerda Jiménez: «Me llamaron y me dijeron si quería ser idiota. ¿Cuántas oportunidades hay en la vida de una llamada de este tipo?». Las haya o no –daría para escribir mucho–, sin duda, él la cogió al vuelo y ya lleva casi dos años de gira y estancias en la capital de la mano de un director veterano en comedias, Juan José Afonso («Almacenados», «La extraña pareja» «Miles Gloriosus»...), y acompañado por Félix Álvarez «Felisuco», Esperanza Lemos, José Luis Mosquera y Natalia Ruiz.