Firmas con capacidad por Adam Lerrick

La Razón
La RazónLa Razón

La americana Oliver Wyman y la alemana Roland Berger son compañías muy conocidas a nivel mundial. Además, ambas son perfectamente capaces de hacer el análisis de resistencia de la banca española, y más porque cuentan con una gran especialización en instituciones financieras y una reputación muy alta en materia de auditorías. Oliver Wyman tiene presencia en 25 países y más de 3.000 profesionales a disposición de los clientes. Por su parte, Roland Berger tiene sedes en 39 países y más de 2.500 consultores a nivel mundial. Los auditores de las consultoras contratadas por el Ejecutivo español crearán un modelo informático y harán lo mismo que hizo el BCE con los test de estrés europeos. Los especialistas tomarán los informes relativos a los activos en los balances de las entidades y harán suposiciones sobre cuál será la tasa de morosidad de las hipotecas, entre otras tareas. Al final de todo el proceso, tras mirar bien los activos, los expertos estimarán cómo afectan las pérdidas o la morosidad al banco y si éste tiene el capital disponible suficiente para sobrevivir. Ése es el escenario de futuro que le espera al sistema bancario español en las próximas semanas –lo que durará la primera fase– y lo que determinará la actuación de los inversores, que actualmente se preguntan por el valor que las entidades han puesto a sus activos. Sin embargo, después de todo el análisis, no sólo bastará con hacer público los resultados de los test, sino que la máxima transparencia exigiría publicar el modelo que utilizarán las firmas de consultores a lo largo de todo el proceso de estudio. Ésa será la mejor forma de que el mercado pueda decidir si las calificaciones finales aportadas en los informes son razonables o demasiado optimistas y poder devolver a los inversores la confianza de la que tanto ha adolecido España en los últimos meses. La información que publique el Gobierno será la verdadera clave de este asunto, ya que se puede contratar a unas buenas compañías, como lo son Oliver Wyman y Roland Berger –que gestionará todo el proceso desde la sede de tiene en la Península Ibérica–, pero lo mejor sería que al final, en la segunda quincena de junio, además de conocer los resultados, se publiquen los métodos que se han utilizado.

 

Adam Lerrick
Investigador de la American Enterprises Institute