Vuelve la canción protesta

Corrían vientos de cambio a finales de los 60 y principios de los 70. Surgieron cantautores y grupos musicales comprometidos cuyo propósito era la protesta y la demanda de libertades democráticas.

El grupo madrileño Los Lobos
El grupo madrileño Los Lobos

Muchos de ellos nacieron con el objetivo de poner música a los poetas considerados malditos y más de uno tuvo problemas con la censura. Alberti, Celaya, Miguel Hernánez, Nicolás Guillén y Blas de Otero eran algunos de los los elegidos para ser musicados, recitados e, incluso, representados por plazas y teatros. Aguaviva, Los Lobos y Jarcha fueron de los más significativos. Sus carreras corrieron dispares, pero sus canciones marcaron a una generación que anhelaba el cambio y que llegó a convertir en himnos a muchas de ellas: «Vientos del pueblo», «Poetas andaluces», «Libertad sin ira»...

Ahora reaparecen el día 3 de juliopara actuar en el Festival Folk de Segovia. Aguaviva tuvo como impulsor a Manolo Díaz, factotum del grupo, en su etapa más brillante. «Poetas andaluces» de Alberti y «Apocalipsis» fueron sus banderas. Posteriormente se afincaron en Milán para proyectarse por Italia –donde alcanzaron gran popularidad–y por toda Europa. Volvieron a Madrid para lanzar «La casa de San Jamás» (1972) y «Poetas andaluces de ahora» (1975). Más tarde, el grupo entró en un periodo de renovación y con la llegada del cambio político acabaron por desaparecer.

Éxito internacional
Los Lobos nació en Madrid y estaba formado por universitarios comprometidos. A partir de composiciones propias y de otros autores, dieron contenido musical a numerosos poemas. Debido a su éxito, la CBS les propuso grabar con ellos en el 72. Popularizaron una versión de «Vientos del pueblo» de Miguel Hernández. Segovia espera el resurgir de estos grupos que en otoño actuarán en Madrid junto con Jarcha.