Copa del Rey

El primero de ocho: Uruguay a cuartos (2-1)

Dos goles del delantero del Ajax, Suárez, meten a Uruguay en cuartos 40 años después. Corea propuso más fútbol, pero sucumbió al oficio charrúa n Más emoción que juego

Uruguay 0 - 0 Corea del Sur
Uruguay 0 - 0 Corea del Sur

Los últimos serán los primeros. Uruguay cerró el cuadro de selecciones participantes en el Mundial después de una agónica repesca ante Costa Rica y en Suráfrica se ha asegurado antes que el resto su presencia en los cuartos de final. El combinado de Tabárez ya es uno de los ocho mejores gracias a los goles de Luis Suárez, el delantero que relega a Forlán a la mediapunta, y a la solidez de un bloque que aglutina las virtudes menos plásticas del fútbol, la brega, la resta continua y la capacidad de ajar a su rival a base de oficio.De nada le sirvieron a Corea del Sur el orden, el físico, la disciplina castrense y su firme propuesta de tocar bien y rápido el balón. Este Mundial parece destinado a recuperar otros valores y reabrir debates. Porque defender tiene tanto mérito como atacar y Tabárez, perro viejo, ha acorazado a Uruguay. Disfrazado de Bilardo, atrincherado en su propio campo y asido a sus referentes, Suárez y Forlán, es capaz de soportarlo todo. Incluido algún que otro golpe. Su discreto portero, imbatido 337 minutos en este Mundial, da fe de ello.Después de soportar casi sesenta minutos el asedio coreano, el merecido gol del empate, obra de Chung Yong casi en el único error de una zaga liderada por Lugano, en otro escenario habría significado el fin de Uruguay. Ocurrió todo lo contrario. La adversidad, la incesante lluvia y las malas con- diciones del césped resucitaron a futbolistas ciento por ciento «cancheros» y a otro con nombre muy familiar, Luis Suárez, que se inventó un golazo a falta de diez minutos a lo Enzo Francescoli. El delantero del Ajax se deshizo primero de un contrario con un toque y un golpe de cintura; luego, con la derecha y mucha rosca pu- so el Jabulani donde ningún portero alcanza, tocó en el palo y entró. Quedaban diez minutos más de destrucción, apenas un suspiro para los charrúas, y una larga agonía coreana.Nada más comenzar, el propio Luis Suárez había logrado abrir la lata. No hizo falta mucho. La defensa coreana, dormida, dejó pasar la pelota mordida de un centro de Forlán y Sungryong directamente se la tragó y sumó otra pifia al inventario del campeonato. El «ajacied» demostró su olfato y llegando al segundo palo sólo tuvo que empujar el balón. El partido ya estaba donde Tabárez quería. Sólo le había costado siete minutos ponerse por delante. A partir de ese instante, el fútbol de contragolpe permitió a Uruguay incluso acercarse al segundo gol. El combinado de Jung Moo, agarrotado, se apoderó del balón sin encontrar grietas en la muralla rival. Sólo desde lejos inquietó a Muslera. Antes del descanso, el colegiado alemón Stark no quiso ver un claro penalti en un remate de Maximiliano Pereira, que fue interceptado con intención por el brazo izquierdo de Sung Yueng. El arreón coreano del segundo periodo se prolongó muchos minutos. Lo intentó todo: pases interiores, balones a los extremos y juego directo sobre la portería de Muslera. Pero a medida que pasaban los minutos se agigantaba la figura de la pareja de mediocentros uruguayos. Diego Pérez y Arévalo Ríos llegaban a todas, cubrían metros y metros para destruir el juego. Y no necesitaban siquiera entregar bien el balón, bastaba con un pelotazo porque arriba estaban dos auténticos «cazagoles». No importó siquiera la baja de Godín. El villarrealense se resintió de la lesión que le obligó a perderse los partidos anteriores y dejó su lugar a Victorino en la segunda parte. Lugano tomó el mando y corrigió su error, compartido con Muslera, en el gol de Chung Yong cuando desbarató casi en la línea de gol la última ocasión de Dong Gook. El fútbol también premia las virtudes menos preciosistas y Uruguay en este campeonato es un claro ejemplo.

Ficha técnica:2.- Uruguay: Fernando Muslera; Maximiliano Pereira, Diego Godín (m.46 Muricio Victorino), Diego Lugano, Jorge Fucile; Diego Pérez, Egidio Arévalo Ríos, Álvaro Pereira (m.73 Nicolás Lodeiro), Edinson Cavani, Diego Forlán y Luis Suárez (m.83 Álvaro Fernández). Director técnico: Oscar Washington Tabárez.1.- Corea del Sur: Jung Sung-Ryong; Cha Du-Ri, Cho Yong-Hyung, Lee Jung-Soo, Lee Young-Pyo; Lee Chung-Yong, Ki Sung-Yueng (m.84 Kim Dong Jin), Kim Jae Sung (m.60 Lee Dong Gook), Park Ji-Sung; Park Chu-Young y Yeom Ki-Hun. Director técnico: Huh Jung-Moo.Goles: 1-0, m.7: Luis Suárez. 1-1, m.67: Lee Chung Yong. 2-1, m.80: Luis Suárez.Árbitro: Wolfang Stark (ALE) que mostró tarjetas amarillas a los coreanos Kim Jung Woo, Cha Du Ri y Cho Yong Hyung.Incidencias: Primer partido de los octavos de final de la Copa del Mundo de Sudáfrica. Disputado en el estadio Nelson Mandela Bay, de Port Elizabeth, con el campo en estado regular, 15 grados al inicio del encuentro y lluvia durante el segundo tiempo.