El Constitucional aplaza la sentencia del Estatut hasta la próxima semana

El TC rechaza el segundo recurso de la Generalitat para readmitir al recusado Pablo Pérez Tremps.

La presidenta del TC, María Emilia Casas
La presidenta del TC, María Emilia Casas

Madrid/Barcelona- Los partidos huelen la sentencia del Estatut. Intuyen que es «inminente», pero aún se hará esperar unos días porque el Tribunal Constitucional (TC) no retomará los trabajos para dictar el fallo hasta la semana que viene. De momento, el TC ya ha rechazado el segundo recurso de la Generalitat para readmitir al magistrado Pablo Pérez Tremps, quien fue recusado por colaborar en la elaboración del Estatut. El lunes, los magistrados continuarán sus deliberaciones sobre el borrador preparado por la presidenta del TC, María Emilia Casas, empeñada en sacar adelante la sentencia antes de las vacaciones de verano.En paralelo, el Senado admitió ayer a trámite la propuesta presentada por la Entesa (PSC, ERC e ICV) y CiU en la Cámara Alta, cuyo objetivo no es otro que reformar la Ley del TC. La proposición de ley salió adelante sin sorpresas de última hora y con los únicos votos en contra de los senadores del PP. La pretensión de los grupos catalanes es que se pueda producir el cese automático de los magistrados del TC que hayan cumplido su mandato, una vez transcurridos seis meses desde la fecha de expiración de los nombramientos. Pero no es la única novedad que incorporan a la ley que ahora regula el Alto Tribunal. La proposición de ley, que será remitida al Congreso para su debate y tramitación, señala también que en los recursos de inconstitucionalidad contra un Estatuto se dicte sentencia en un plazo máximo de seis meses. En caso de rebasar este límite, se entenderá desestimado.Desde la Entesa, el senador del PSC Isidre Molas dijo que la iniciativa busca dar soluciones al bloqueo del TC. Sin embargo, a juicio del portavoz del PP, Juan Huguet, lo que pretenden «salvar, si se puede» es el Estatut. Censuró, además, que se legisle «en caliente». Afirmación, esta última, que provocó la reacción del senador de CiU Jordi Vilajoana: «Actualmente, una sentencia del Estatut sería una irresponsabilidad».