50 kilos de cocaína en gambas

La Policía Nacional ha desarticulado una organización de narcotraficantes que facilitaba la entrada en España de importantes cantidades de cocaína procedente de Sudamérica.

En la operación se han intervenido 50 kilos de cocaína camufladas en un cargamento de gambas congeladas, y han sido detenidas ocho personas, entre las que se encontraba un policía local del municipio madrileño de Torrejón de Ardoz..

La organización, formada íntegramente por españoles y asentada en Madrid, Alcalá de Henares y Torrejón de Ardoz, ofrecía sus servicios a narcotraficantes sudamericanos, a los que proporcionaba varías vías de entrada a través de los puertos de Marín (Pontevedra) y Algeciras (Cádiz) para introducir la cocaína en España. Además, el grupo utilizaba un locutorio de Madrid como base de operaciones, que servía como lugar de reuniones y también para entregar la sustancia estupefaciente.

La droga llegaba hasta costas españolas camuflada entre mercancías legales y empleando el procedimiento del "gancho ciego". Esta modalidad consiste en fracturar los precintos de los contenedores en los puertos de origen, introducir el estupefaciente en su interior y sustituir los elementos de cierre por otros nuevos.

El curso de las investigaciones, iniciadas en 2009, llevó a la identificación de los integrantes de este grupo, cada uno con una función delimitada. Entre ellos se encontraba un policía local de Torrejón de Ardoz, que se encargaba de garantizar la seguridad de los miembros del grupo de cara a una posible intervención policial. También estaban el enlace con los traficantes colombianos en España y el encargado de facilitar las diferentes vías de entrada de los contenedores.

La Policía averiguó la llegada de un nuevo cargamento de cocaína oculto en un contenedor con destino al Puerto de Marín (Pontevedra). Asimismo, descubrió que la entrega de la droga se iba a realizar en las inmediaciones del locutorio con el objetivo de comprobar la calidad de la mercancía antes de entregársela a los responsables de la organización.

El dispositivo policial desplegado en las inmediaciones del local y en los domicilios de los investigados culminó con el arresto de ocho personas. Además, en la operación se han intervenido 50 kilos de cocaína, 150.000 euros en efectivo, tres pistolas, seis vehículos, teléfonos móviles y abundante documentación.