Presidente y con un salario de 420 euros al mes

El presidente afgano, Hamid Karzai, cobra un sueldo de 423 euros al mes, tiene menos de 16.000 euros ahorrados en el banco y no posee ni tierras ni propiedades, según la declaración de sus cuentas dada a conocer ayer por un organismo anticorrupción.

A nivel nacional, el sueldo de Karzai es cinco veces mayor que la media salarial de los afganos, pero en términos generales contrasta con la remuneración de sus homólogos occidentales, como el primer ministro británico, David Cameron, o el presidente estadounidense, Barack Obama, que ingresan unos 322.000 euros anuales.

El informe sobre las cuentas del presidente afgano fue publicado por la Alta Oficina de Control y la Comisión Anticorrupción como parte de un decreto dictado para asegurar mayor transparencia en la actuación de los funcionarios, en un país donde la corrupción de los responsables públicos es un problema endémico durísimamente criticado por la población afgana.

A tal efecto, a lo largo de la semana próxima comenzarán a publicarse los detalles de los ingresos de al menos 2.000 funcionarios, entre ellos ministros, parlamentarios y jefes militares, incluyendo a sus esposas y sus hijos, en particular los menores de edad, según hizo saber el jefe de la comisión, Mohammad Yasin Usmani.

El informe personal sobre Karzai detalla que el presidente afgano tiene dos cuentas en Alemania: una de ellas con 15.635 euros y la otra con 134. Carece de tierras o propiedades, pero cuenta con bienes físicos (joyería) valorados en unos 8.800 euros.

Por su parte, el secretario de Defensa de EE UU, Robert Gates, afirmó ayer que se están logrando avances en la lucha contra la insurgencia en Afganistán, aunque reconoció que las fuerzas aliadas están sufriendo «pérdidas significativas». En una entrevista a la cadena Fox News, Gates afirmó que el comandante de las fuerzas aliadas en Afganistán, el general Stanley McChrystal, y otros responsables militares confían en la marcha de la campaña contra los talibán, en especial en el sur del país. «Es un esfuerzo importante y estamos sufriendo pérdidas significativas», afirmó Gates.