Historia

El claustro de Palamós es una recreación historicista del siglo XX

BARCELONA- Ni del siglo XII, ni del XIII, ni del XIV, el polémico claustro de la finca Mas del Vent de Palamós (Girona) no es más que una recreación historicista del siglo XX de autor anónimo, cuyo valor es relativo. Al menos eso es lo que ha dictaminado el informe encargado por la conselleria de Cultura de la Generalitat a un grupo de expertos para determinar su origen. «No es un claustro románico, sino una recreación propia del interés que despertó este estilo durante finales del siglo XIX y principios del XX», señaló ayer Ferran Masca-rell, conceller de Cultura.

Aún así, la Generalitat ha iniciado trámites para incluir el claustro dentro del inventario del patrimonio catalán para protegerlo y poder continuar la investigación. El estudio ha corrido a cargo del arqueólogo e historiador Eduard Riu-Barrera y ha contado con nueve asesores. «El claustro es extremadamente regular, algo inusual en la Edad Media, en la que las construcciones se adaptaban a estructuras preexistentes. Además, algunas esculturas son copias de piezas de Santo Domingo de Silos, lo que demuestra un falta de correspondencia estilística», señaló Riu.

El claustro de Mas Vent de Palamós es un conjunto arquitectónico situado en una finca de lujo que causó un gran revuelo cuando el historiador Gerardo Boto denunció que se trataba de una construcción del románico procedente de Castilla.


Algunos elementos sí son románicos

El informe dictamina que existen ciertos elementos de la construcción que podrían ser originales del siglo XII y XIII, de procedencia leonesa o castellana, que se abrían añadido a la recreación. Por ese motivo, los expertos aconsejaron que continúe la investigación hasta determinar la relevancia de dichos descubrimientos.