La cara humana de la depresión por Toni P

La cara humana de la depresión, por Toni P.
La cara humana de la depresión, por Toni P.

Probablemente, las enfermedades relacionadas con el sistema nervioso forman parte de ese campo de las dolencias que siguen, en buena parte, siendo una incógnita y producen mayor impacto tanto en las personas que las sufren como en las de su entorno. El tratamiento para patologías como la depresión, la ansiedad, la esquizofrenia, el Alzheimer o el Párkinson ha experimentado grandes avances, pero el cerebro sigue siendo uno de los grandes desconocidos. En esta materia tan sensible, tan complicada y tan apasionante, está especializado Lundbeck, un laboratorio centrado en el combate de las enfermedades del sistema nervioso central. Su filosofía demuestra claramente que se trata de dolencias que van mas allá del paciente. Entre los valores de Lundbeck para combatir este tipo de dolencias están la imaginación –el atreverse a ser diferente–; la pasión –no rendirse jamás–, la responsabilidad –hacer lo correcto–, la especialización, la velocidad –ser mas rápidos que tu competidor–, la integración y la investigación. Esta semana, Lundbeck abordó en un Congreso celebrado en Sitges, la dolencia del Parkinson. Una enfermedad que tiene unas palabras claves: la detección precoz. La pérdida de olfato, los trastornos de la conducta durante el sueño, la depresión o el estreñimiento pueden ser síntomas «vagos» de una enfermedad que, una vez manifestada, se convierte en una lucha contrarreloj. Lundbeck sabe que tan importante es el paciente como el entorno. «Nuestra misión es mejorar la vida de quienes padecen enfermedades psiquiatritas o neurológicas», saber y entender la situación personal de cada paciente. Enfermedades tratadas con valores humanos. Ese es el lema y ese es el valor de Lundbeck.