Los «puntos negros» de la «política verde» municipal

Critican el escaso compromiso para reducir las emisiones de CO2 y los «continuos arboricidios».

El colectivo conservacionista denuncia la enorme tardanza en la restricción del tráfico en el centro
El colectivo conservacionista denuncia la enorme tardanza en la restricción del tráfico en el centro

SEVILLA- El PSOE consiguió en el último Pleno municipal sacar adelante una moción que avalaba las políticas medioambientales puestas en marcha en los últimos años por el Gobierno local. Con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, los socialistas quisieron poner de relevancia sus iniciativas verdes, como la peatonalización o la puesta en funcionamiento del Metrocentro. Sin embargo, Ecologistas en Acción considera «insuficientes» tales actuaciones y critica que muchas de ellas se han ejecutado «sin contar» con los grupos conservacionistas. El Ayuntamiento se compromete en el texto a reducir las emisiones de CO2 en un 20 por ciento hasta el año 2020. Según Jesús Lara, portavoz del colectivo, «Europa ya cifra en un 30 por ciento este compromiso». «En la última cumbre europea de ministros de Medio Ambiente, celebrada en Sevilla, los participantes nos dieron la razón en que había que llegar a esa cifra, por lo que el Consistorio se queda corto».La lucha contra el uso del vehículo privado está estrechamente vinculada a la reducción de emisiones de gases contaminantes. En este sentido, Lara denuncia que el Gobierno local sigue incumpliendo su promesa de aplicar la ordenanza de Peatones y Ciclistas que regula el tránsito de coches por el centro. Aunque ya se están instalando las cámaras que controlarán el acceso de vehículos, considera que la restricción del tráfico «se debería haber aplicado hace tiempo».Igualmente, censura otras iniciativas municipales que se convertirán en focos de atracción de coches, como la Torre Pelli –el proyecto contempla un aparcamiento subterráneo para más de 3.000 vehículos– o la construcción de las rondas SE-35 y SE-40.Pero uno de los principales «errores» del Consistorio en materia ambiental, a juicio de los ecologistas, es la política «arboricida» que viene desarrollando. «Se han talado miles de árboles durante las innumerables obras que se han hecho», lamenta Lara. Una actuación especialmente «sangrante» se ejecutó en agosto del año pasado en el barrio del Porvenir, donde «se sustituyeron árboles de casi 20 metros que daban mucha sombra por otros mucho más pequeños. Sin árboles no se renueva el aire y no se proporciona cobijo en una ciudad tan calurosa», advierte. De otro lado, los desarrollos urbanísticos de los márgenes del Guadalquivir –la construcción de restaurantes y centros de ocio– «fomentan más el consumo que la regeneración del río», denuncia Lara.

El Gobierno local «saca pecho» con los carriles bici y los parquesLa moción que presentó el PSOE en el último Pleno está plagada de iniciativas que persiguen la defensa del medio ambiente. En el plano de los medios de trasporte, destacan la puesta en marcha del Metrocentro y de la Línea 1 del metro y los autobuses de gas natural y biodiésel. Curiosamente, también se hace mención a la red completa de metro, en pleno debate sobre su configuración definitiva. También se jactan los socialistas de la red de carriles bici y de las peatonalizaciones «de las principales arterias comerciales de la ciudad». Igualmente, subraya que el Plan Hidrológico, Forestal y de Protección de Cauces «ha duplicado el número de hectáreas de zonas verdes y parques».