La Junta cuestiona a Blanco si según su criterio con el tren debe cerrar colegios

Mientras, el PSOE retira del Pleno una propuesta en defensa del ferrocarril y el PP lo interpreta como «otra sumisión a Ferraz».

El consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago, junto a la vicepresidenta primera, María Jesús Ruiz
El consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago, junto a la vicepresidenta primera, María Jesús Ruiz

Valladolid- «Cada vez que el ministro de Fomento, José Blanco abre la boca es para perjudicar gravemente los intereses de Castilla y León». De este modo trasladaba el consejero de la Presidencia y portavoz de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez, el sentir de la administración autonómica en referencia a las declaraciones que el pasado martes realizaba Blanco, quien ponía como ejemplo de servicio ferroviario a suprimir por su escasa rentabilidad el trayecto entre Madrid y Burgos.De Santiago-Juárez tildó esas palabras como «una barbaridad», más aún si se tiene en cuenta que en Castilla y León muchos colegios se mantienen porque en ellos estudian seis niños, o si se contempla que en la Comunidad hay 3.400 consultorios locales.En este contexto, el portavoz demandó claridad al ministro, para que explique qué infraestructuras se van a ver afectadas por los planes de contención del déficit público, siendo una de las ya previstas la línea de AVE que uniría Palencia con Cantabria, que se va a sustiuir con la conexión de Madrid con Bilbao.Indecisión socialistaNo muy lejos de donde daba la rueda de prensa informativa de los acuerdos del Consejo de Gobierno De Santiago-Juárez, en la sede de las Cortes, tenía lugar la sesión plenaria en la que el PSOE retiraba una propuesta por la que instaba a la Junta a dirigirse al Ministerio, a Renfe y al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, para demandar el fortalecimiento de diversos trazados.A juicio del portavoz del grupo parlamentario popular, Carlos Fernández Carriedo, supone «un acto más de sumisión a los intereses de la sede socialista en Madrid y una demostración de que la dependencia política de Óscar López (secretario regional del PSOE) respecto a José Blanco nos va a costar cara a los ciudadanos de Castilla y León».Fernández Carriedo denunciaba las «continuas improvisaciones de los socialistas», que el lunes plantearon la defensa de esa proposición, el martes convocan una rueda de prensa que el miércoles cancelan para explicarla y en la jornada de ayer, minutos antes de debatirse en Pleno, solicitan retirar.