Actualidad

Las siete vidas de Charlie

El actor regresa con «Anger Management», estreno en Paramount Comedy

Más vale caer en gracia que ser gracioso, y Charlie Sheen reúne ambas cualidades. Es un crápula que tiene engatusado al espectador estadounidense, de común poco permisivo con los excesos sexuales y adicciones varias, al que le es indiferente que sea un deslenguado, un cliente fiel de varios prostíbulos y líneas calientes y que abuse del alcohol y las drogas.
Simplemente le adoran. Tras ser despedido con cajas destempladas de «Dos hombres y medio» –sin que Sheen se ahorrase ningún calificativo despectivo contra el productor de la serie, Chuck Lorre, al que llamó «payaso» y «montón de mierda»–, el actor regresó por la puerta grande con la comedia «Anger Management», que hoy estrena en España Paramount Comedy a las 22:00 horas. En su estreno en Estados Unidos en julio, la producción hizo historia, ya que tuvo una audiencia de 5,47 millones de televidentes, lo que situó a «Anger Management» en la cabeza del ranking de las comedias más vistas de la televisión por cable en su debut.

Ésa fue la particular venganza de Charlie Sheen: demostrar que ni era un intérprete acabado ni estigmatizado por la audiencia, aunque sí por algunos jerifaltes de la industria, que han tenido que mirar para otro lado ante su tirón comercial.

«Anger Management» es un producto hecho a la medida del actor, en el que interpreta a una suerte de álter ego y pocas veces se puede manejar con precisión el término ego, ya que el protagonista se llama como el actor: Charlie Sheen, de ocupación terapeuta... y sus mujeres. El problema, y ahí está la génesis de comicidad de las tramas, tiene su origen en la personalidad de este personaje: en teoría, su labor es ayudar a las personas a saber controlar su ira y demás desórdenes afectivo-psicológicos. Sobre el papel nada que objetar, sino fuese porque el personaje que encarna Sheen acumula más comportamientos de diván que sus propios pacientes.

Sheen, que a lo largo de los últimos años ha demostrado que tiene un olfato comercial nada desdeñable, ha querido reforzar la serie con participaciones que invitan al morbo del espectador que tampoco pierde de vista su vida sentimental. Así, hay intervenciones especiales de su progenitor, Martin Sheen –el protagonista de «Apocalypse Now» y la serie «El ala oeste de la Casa Blanca»–, y de su ex esposa, Denise Richards, que llegó a decir de Sheen que «es muy peligroso para nuestros hijos».

Sea como fuere, el actor ha llegado para quedarse. «Anger Management» está a punto de renovar por 90 capítulos más, una cifra que no está al alcance de todas las estrellas.
 

Publicidad