Roca admite por primera vez pagos millonarios de empresarios del ladrillo

El ex asesor de Urbanismo del Ayuntamiento malagueño de Marbella Juan Antonio Roca admitió ayer durante el juicio de la «Operación Malaya» que cobró de tres empresarios del sector de la construcción a cambio de asesorarles sobre convenios urbanísticos.

El ex gerente de Urbanismo, Juan Antonio Roca
El ex gerente de Urbanismo, Juan Antonio Roca

MÁLAGA- Asimismo, reconoció haber abonado «gratificaciones» a algunos concejales del Consistorio con el fin de que «permanecieran unidos y no hubiera transfuguismo» a raíz de la moción de censura que prosperó en agosto de 2003 contra Julián Muñoz.

El considerado presunto cerebro de la trama de corrupción destapada en el año 2006 concretó que uno de los empresarios de los que percibió dinero fue Fidel San Román, el primero de los procesados en la causa que alcanzó recientemente un pacto de conformidad con la Fiscalía Anticorrupción tras admitir el soborno del que se le acusaba en el caso.

Roca relató ante el tribunal que el de San Román fue un asesoramiento «nefasto» por el que percibió cerca de un millón de euros, mientras que elevó a 1,8 millones el dinero que percibió de los responsables de la empresa promotora Aifos y cifró en 740.000 euros el importe percibido de la entidad Construcciones Salamanca. Además, corroboró como ciertos «en su inmensa mayoría» los apuntes contables que los investigadores de la trama de corrupción localizaron en las actas de la empresa Maras Asesores, en los que se detallaban los fondos ilícitos que percibió de los empresarios.

Sobre las «gratificaciones» que efectuó a diversos ediles del Ayuntamiento costasoleño, indicó que fueron realizados por orden del ex alcalde Jesús Gil y Gil a los integrantes del Gobierno tripartito –GIL, PSOE y PA–, que gobernó a partir de agosto de 2003 y que procedieron de sus propios negocios.

Roca cifró los pagos en 84.000 euros para la entonces alcaldesa Marisol Yagüe y la mitad para cada uno de los portavoces del PSOE y Partido Andalucista, Isabel García Marcos y Carlos Fernández, respectivamente.

Según el ex asesor de Urbanismo del tripartito marbellí, el que fuera alcalde del municipio hasta el año 2002 «decidía prácticamente todo, sobre todo, lo relativo a tema de obra, económico y urbanístico», y fue quien le encargó alcanzar un acuerdo económico «para sostener el GIL hasta las siguientes elecciones». En este punto, dijo haber asumido los citados pagos al señalar que «me comprometí a que cuando tuviera liquidez iría dando dinero y gratificando». Rememoró además que fue relevado del cargo de gerente de Urbanismo una vez que Julián Muñoz fue elegido alcalde electo en mayo de 2003 y dos meses después «me despidió porque se había enterado de que yo estaba detrás de la moción de censura que le iban a presentar».

En relación al día a día del urbanismo en el Ayuntamiento, negó que los convenios implicaran "el otorgamiento directo"de la licencia pertinente si bien matizó que "el
promotor no es sordo ni ajeno a la realidad de Marbella y sabía que la política del Ayuntamiento era de darla", en el momento en el que firmara el convenio. 

 

Otro empresario llega a un acuerdo de conformidad
n la sesión de ayer, la número 103, el tribunal que juzga el caso hizo público el cuarto acuerdo de conformidad alcanzado entre la Fiscalía Anticorrupción y la defensa del empresario Eusebio Sierra, en el que se reconoce un pago de 60.000 euros, requerido por Roca, con el que se pretendía agilizar el reconocimiento de una deuda. A cambio, se conmuta la pena inicialmente solicitada por la acusación al representante de la empresa Proincosta, por una condena a seis meses de cárcel y multa de 48.600 euros. En el nuevo escrito de conformidad leído en la sala, se hace referencia a los archivos intervenidos en la sociedad Maras Asesores y en concreto al apunte de «una entrega de 4 de diciembre de 2002» por la citada cantidad en el que hace constar como concepto «aportación ESRRA». «Tal apunte se corresponde con la entrega efectuada por Eusebio Sierra Sánchez, empleado de la entidad Proincosta, atendiendo al requerimiento efectuado a la sociedad por Juan Antonio Roca Nicolás», reza el acuerdo de conformidad, en el que se explican las actuaciones realizadas por la empresa.