Fernández de la Vega: Zapatero ha sido «sensible» a la petición de no reunirse con Kagame

Alonso reconoce que se trata de una incómoda presencia y dice que su opinión de los presuntos genocidas es la peor 

De la Vega dice que Zapatero ha sido ¿sensible¿ a la petición de los grupos de no reunirse con Kagame

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, destacó este viernes que el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ha sido "sensible"al atender a la petición de algunos grupos para que no recibiera al presidente de Ruanda, Paul Kagame, al tiempo que anunció que el Ejecutivo explicará los motivos a las formaciones políticas. Por su parte, el portavoz socialista en el Congreso, José Antonio Alonso, reconoció que le "incomoda"la presencia del ruandés en España porque "parecer que tiene un pasado más que turbio, tremendo en Ruanda"y añadió que tiene "muy claro"que su opinión "de los presuntos genocidas es la peor de las posibles". En cualquier caso, la vicepresidenta prefirió dar importancia al hecho de que el encuentro organizado por el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, tenga como objetivo "dar un impulso"a los Objetivos del Mileno con el fin de luchar contra la pobreza, el hambre y la desigualdad. "Es lo más importante de lo que estamos hablando --ha afirmado--. Ese es el objetivo fundamental". En declaraciones a TVE , De la Vega remarcó la "situación gravísima"que padece parte de la comunidad internacional y ha enmarcado en este sentido la reunión de Ban Ki-Moon con "personalidades de muy altísimo nivel, claramente defensoras, como España, de los Derechos Humanos". De la Vega confirmó que el secretario general de la ONU preparó una mesa dirigida por el jefe del Gobierno español con la participación del presidente ruandés, mientras explicó que José Luis Rodríguez Zapatero recibió "una petición de algunos grupos políticos para que no se entrevistara"o no tuviera lugar el encuentro al considerarlo poco conveniente. "El presidente del Gobierno ha sido sensible, ha atendido esa petición. Vamos a reunirnos con los grupos políticos para explicar cuál es la decisión que hay detrás de toda esta situación", enfatizó. Mientras tanto, Alonso añadió en declaraciones a RNE que no sabría decir exactamente qué es lo que ha hecho, pero al tenor de lo que ha escuchado, le parece "un personaje tremendo". En este sentido, consideró que Africa es un continente olvidado"en el que pasan cosas "tremendas". "Si me pregunta mi opinión sobre un genocida, busque el peor de los calificativos posibles y aplíquelo", remarcó. IU insta a una reconsideraciónEl diputado de IU en el Congreso de los Diputados, Gaspar Llamazares, valoró que José Luis Rodríguez Zapatero no recibiera este viernes a Paul Kagame, aunque instó al Ejecutivo español y a la ONU a ir más allá y "reconsiderar"su presencia en el Comité encargado de evaluar los Objetivos del Milenio. Llamazares destacó, durante una rueda de prensa en Oviedo, que el presidente de Ruanda está acusado de genocidio y tiene una causa abierta en la Audiencia Nacional. "Nosotros presentamos una carta al presidente del Gobierno para que no llevara a cabo esa reunión al máximo nivel con el presidente ruandés y el secretario general de Naciones Unidas", comentó. Por ello, dijo alegrarse de que Zapatero decidiera no estar presente en el encuentro con Kagame. No obstante, sostuvo que la medidas "no es suficiente"y consideró que el Gobierno y la ONU deben reconsiderar "la presencia de un presunto genocida en el Comité", afirmó. Para Llamazares sería "un insulto a las víctimas, algunas de ellas españolas". Una cancelación para maquillarNo todos celebraron la cancelación de la cita. Así, Jordi Palou, abogado de los nueve españoles supuestamente asesinados por las milicias tutsis del actual presidente de Ruanda, Paul Kagame, calificó de "maquillaje"la decisión del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de cancelar su encuentro con el mandatario ruandés. En declaraciones a Radio Nacional de España recogidas , Palou afirmó que la estancia de Kagame en España es "inaceptable y muy sorprendente", sobre todo porque el presidente ruandés "está acusado por una parte del Estado español, puesto que la Audiencia Nacional forma parte del Estado español". Palou lamentó que Presidencia del Gobierno esperara a "última hora de la tarde de ayer"para cancelar la entrevista entre Zapatero y Kagame, una decisión que, a su juicio, es un mero acto de "maquillaje". "No se van a hacer la foto juntos y no se van a reunir en un edificio oficial", admitió. "No ha habido ninguna marcha atrás"por parte del Gobierno, lamentó. "El presidente Zapatero no ha declinado la invitación, a estas alturas, de copresidir esa iniciativa, que se va a celebrar en septiembre"con la presencia de Kagame, agregó. El "mator criminal activo"Esta opinión fue compartida por medio centenar de personas que se manifestaron este viernes ante la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores, en Madrid, para denunciar el nombramiento de Kagame, como copresidente del grupo internacional encargado de impulsar el cumplimiento de los Objetivos del Milenio y para reclamar al Gobierno español que asuma el "liderazgo"contra el mandatario ruandés, el "mayor criminal en activo del mundo". Las organizaciones convocantes, los Comités de Solidaridad con Africa Negra (Umoya) y la Red de Entidades de Desarrollo Solidario (REDES), aseguraron en una declaración leída durante la concentración que "no se puede permitir que Paul Kagame, el mayor criminal en activo del mundo, siga al frente del grupo internacional que impulsará el efectivo cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio". Esta decisión, adoptada por el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, supone "una gravísima falta de respecto al pueblo ruandés, al pueblo congoleño, a los españoles asesinados allí, a la Justicia española, a la paz y estabilidad mundial"y a la propia ONU, añadieron. "El Gobierno de España, apoyado en la amplia respuesta social obtenida, debe asumir el liderazgo", prosiguió la declaración. "Es el momento de escuchar a los familiares de los nueve ciudadanos españoles asesinados en los Grandes Lagos"y presionar al Gobierno ruandés "para que cese en la sistemática violación de los Derechos Humanos y en las continuas agresiones a la República Democrática del Congo", añadió. Antecedentes de KagameEn 2008, el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu consideró que había "indicios"de la implicación de Kagame en la matanza de más de cuatro millones de ruandeses en la década de los 90, incluidos nueve misioneros y cooperantes españoles, tanto cuando dirigía el Frente Patriótico Ruandés (FPR) como después de acceder a la Presidencia del país. El magistrado no pudo procesarle porque como jefe de Estado tiene inmunidad de jurisdicción y de ejecución. Sí dictó en cambio órdenes de detención internacionales para 40 militares del Gobierno ruandés por delitos de genocidio, crímenes de lesa humanidad y terrorismo.