La Zona Franca ofrece un innovador sistema de envasado alimentario

La Razón
La RazónLa Razón

Barcelona- El Consorcio de la Zona Franca de Barcelona (CZFB), junto con dos socios privados, pondrá en marcha en octubre una nueva tecnología para el empaquetado de alimentos con el objetivo de mejorar su competitividad y sus posibilidades de exportación. Se trata de un innovador sistema para envasar al vacío, con la diferencia de que utilizan agua en lugar de aire, con lo que se triplica el tiempo de conservación.

El delegado del CZFB, Jordi Cornet, explicó que la entidad «utiliza la innovación y el desarrollo para generar competitividad al servicio de las pequeñas y medianas empresas catalanas, para que mejoren sus resultados económicos». De este modo, las empresas dedicadas a este sector podrán aumentar sensiblemente sus exportaciones.

Esta nueva tecnología se ubicará en una nave que se está construyendo en el parque tecnológico BZ Barcelona Zona Innovació del polígono de la Zona Franca, que dispondrá así de una de las mayores de una de las mayores plantas de procesamiento de alimentos de Europa. Las altas presiones hidrostáticas, base de la nueva tecnología, utilizan la presurización con agua para empaquetar los alimentos, un sistema que triplica su vida comercial, mejora su conservación y preserva sus propiedades nutricionales, así como el olor, el sabor y el color, sin necesidad de utilizar conservantes o aditivos.

Entre los productos que se pueden procesar por altas presiones figuran los productos cárnicos curados, cocidos o loncheados, el pescado, los mariscos, los platos preparados, la fruta fresca, los productos lácteos, los crustáceos higienizados y pelados, el guacamole y otras salsas frescas, así como los zumos.